cobertores solares para piletas

Los cobertores solares para piletas son prácticos en todo sentido, para usar y para la manutención, por eso son tan requeridos.
Para guardarlos solamente tendremos que enrollarlos y colocarlos en la bolsa especial que traen para el guardado.
Teniendo en cuenta que no deben estar mojados, sino corremos el riesgo de que se pudran y se rompan.
Un dato que tenemos que saber y además tener en cuenta en la hora de la adquisición de estos cobertores solares para piletas es que, su vida útil no es muy prolongada.
Ya que al ser usada en la piscina y el sol, pasado el tiempo de tres años de uso ya pierde su función esencial que es la de calentar el agua de nuestro estanque.
Pero no obstante se la puede seguir usando como cobertor.
Además podemos agregar que no soporta el peso de una persona adulta caminando en ella, así que no ofrece ninguna seguridad en cuanto a caídas de niños.
Es decir que los cobertores solares para piletas tienen dos funciones específicas.
La de calentar el agua de la piscina y la de proteger a la misma del polvo, y de las suciedades de las hojas, insectos y otros objetos que degradan la pileta.

Si lo que queremos saber es en dónde adquirir este tipo de accesorios tenemos que saber que Internet nos ofrece unos cuantos sitios que se ocupan del tema.
Solo tenemos que saber mirar bien y elegir la tienda virtual acorde a nuestra medida.
Además podremos pagarlo con tarjeta de crédito.
La colocación de éstos cobertores solares para piletas, es tan fácil que cualquier persona puede hacerlo, solamente se extienden en el baso de la pileta ya que flotará sin ningún problema.
También podemos utilizar algún tipo de enrollado mecánico, pero al no ser pesada nada cuesta sacarla o colocarla.
Cuando es la hora de meternos en la pileta las quitamos y la enrollamos y no la guardamos, las dejamos lo más cerca del sol posible.
Son muchas las ventajas que nos ofrecen este tipo de accesorios.
Una de ellas es la de evitar que el agua de la piscina se evapore, a causa de la evaporación solar.
También soporta el peso de los objetos que se pueden caer, como por ejemplo una pelota o un objeto preciado, no así a las personas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba