cubiertas móviles para piscinas

Las cubiertas para piscinas son accesorios elementales, para la vida útil de la limpieza de nuestra piscina.
Porque no permiten que las hojas de los árboles, los insectos, el polvo y la polución ensucien el agua de manera diaria.
Entonces los productos duran más y sin hablar del tiempo que nos lleva la limpieza, porque para tener una pileta en condiciones, tenemos que invertir tiempo y dinero.
Si hablamos de la seguridad que las cubiertas nos otorgan, diremos que cuando tenemos niños pequeños es muy importante que estemos de vigilancia y con ellas no hará falta.
Ya que si las cerramos correctamente no hará falta de esa exhaustiva vigilancia, entonces podremos relajarnos y disfrutar de tomar sol por ejemplo, mientras ellos juegan.
En cuanto a la temperatura que las cubiertas nos dan, son ideales para mantener y hasta subir la temperatura en las piscinas, con lo que conlleva a alargar la temporada de baño en ellas.
Si tenemos que hablar de las cubiertas móviles para piscinas, diremos que son muy prácticas.
Porque pueden ser desmontables en su totalidad o removidas para que la piscina quede al aire libre, en el momento y circunstancia que lo necesitemos.

Cuando queremos colocar cubiertas móviles para piscinas, deberemos tener clara la razón por la cual queremos tener éste tipo de cubiertas.
Si lo que deseamos es tapar la piscina al final de la temporada para evitar accidentes, y ahorrar en el mantenimiento, lo mejor es colocar una manta fijada con los ganchos correspondientes, para éste caso la decisión es la correcta.
Si lo que queremos es mejorar la temperatura, necesitamos una manta térmica que absorba al máximo la captación del sol.
En éstos casos necesitamos poner un sistema que nos permita quitar y poner fácilmente el cobertor, porque si no es así nos podemos olvidar de colocarlo.
Otra solución sería instalar una cubierta cerrada, tipo invernadero, ésta opción tiene todas las ventajas de las anteriores.
Además nos permite el baño la mayor parte de la temporada o todas las temporadas, si además instalamos un buen sistema de calefacción.
Las cubiertas, en reglas generales, se pueden clasificar en según su forma.
Cubiertas fijas para piscinas, cubiertas móviles para piscinas, o cubiertas mixtas.
Las cubiertas fijas, son las que por su estructura no se pueden retirar, y su construcción es fija, como su nombre lo indica.
Las cubiertas móviles para piscinas, son las que se retiran cuando no se las necesitan, de manera fácil y rápida, y pueden ser de policarbonato, de PVC, de lona, automáticas o manuales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba