modelos de cobertores presostáticos inflables

Para hablar sobre los modelos de cobertores presostáticos inflables, diremos que las cubiertas son para las piscinas un elemento imprescindible.
A la hora de hablar de seguridad y de limpieza, y de climatización, permitirán que disfrutemos de la comodidad y el confort de la natación.
Podemos agregar que éstas se pueden colocar en cualquier tipo de terreno.
Ya que el tipo de anclaje que se utiliza se adapta al lugar en donde se instala, y permanecerá inflado en perfectas condiciones por el espacio de tiempo que se desee.
Las empresas que se dedican a este tipo de tecnologías flexibles, también suelen encargarse de la climatización de las piscinas a las que le colocaron el sistema de los diferentes modelos de cobertores presostáticos inflables.
Y en muchos casos se encargan de la manutención de las piscinas en cuanto a la limpieza.
Para hacer contacto con éste tipo de empresas debemos comunicarnos vía e mail.
Para que un representante de la firma se comunique con nosotros para evacuar cualquier tipo de dudas que nos quepan.
Cuando deseamos retirar la cubierta podemos hacerlo de una manera muy sencilla y la lona que queda en la piscina nos servirá de protección.

Los modelos de cobertores presostáticos inflables, se componen fundamentalmente de una resistente lámina flexible de polivinilo, transparente o de doble capa, y no traslúcida.
Sostenida por el aire a baja presión, suministrado por un pequeño ventilador.
Son una verdadera revolución en el mundo de las cubiertas para piscinas, por las incontables ventajas que estas cubiertas presentan.
Por ejemplo, la instalación es muy sencilla, el ahorro en el mantenimiento de la piscina es muy grande.
Son altamente seguras, aumentan la temperatura del agua de la piscina, se integran de manera armoniosa con el entorno.
La desinstalación es completa y muy rápida, y además es de fácil almacenamiento.
Desde luego que instalar en el jardín de la casa una de estos modelos de cobertores presostáticos inflables, supone asegurar una temporada de más duración.
Es un verdadero acierto si lo que se quiere es ahorrar energía.
A la vez que se podrá conservar la estética en el jardín, y la limpieza del agua ya que una vez desinflada se convierte en una lona para protección del agua.
Con solamente quince o veinte minutos de puesta en marcha ya estará lista para usar, poseen amplias garantías y es de fácil mantenimiento.
Se las puede lavar con agua jabón y cepillo fino, pero nunca deberemos de guardarlas mojadas o húmedas se podrían arruinar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba