iluminación para jardines


iluminación para jardines
Existen muchas clases de iluminación para jardines

La iluminación para jardines es una de las mejores formas de tener nuestro espacio verde excelentemente decorado y, al mismo tiempo, convertirlo en un espacio el cual podamos disfrutar durante la noche, sin temerle a la oscuridad.
Pero existen muchas formas de poner a brillar a nuestro fondo, está en nosotros elegir la que más se adecúe a nuestras necesidades como presupuesto. A continuación daremos algunos consejos y tips a tener en cuenta antes de que puedas decidirte por un sistema de iluminación de jardines u otro.
La creciente popularidad del paisajismo ha traído nuevas técnicas y elementos que nos ayudan a decorar y hacer a nuestro fondo funcional, hoy decimos que la iluminación para jardines se divide en 4 áreas.
Tenemos: zona de trabajo, zonas acentuadas, zonas decorativas y la iluminación general. La primera se enfoca en la lectura, las barbacoas y las cocinas de exterior; la segunda hace hincapié en ciertos objetos a destacar como esculturas o escalones, por ejemplo.
La iluminación decorativa es aquella que crea un interés en un espacio determinado como iluminar una pared o un bonito árbol. Por último, la iluminación general es la que conocemos todos, trata de brindar luz a un espacio amplio para que podamos ver lo que existe alrededor.



Iluminación en capas

Ante todo, en la iluminación para jardines siempre se recomienda evitar los excesos, porque si iluminamos con demasiados focos, causamos confusión, solo se necesita un par de efectos para lograr el alto impacto.
Mucha gente le tema a las luces de colores en los jardines, debemos dejar ese miedo de lado, si sabemos equilibrar y emplearlos sobriamente, el color puede realzar la imagen de nuestro fondo. Por supuesto no se lo debe sobrecargar de colores.
Mediante esta técnica se pueden crear múltiples escenas, para ello se emplean focos irregulares y “dramáticos” para causar un mayor impacto. Este tipo de iluminación solo es aconsejable en grandes jardines.
No debemos dejar que las luces se llenen de insectos ya que se alteran los efectos deseados. Si el foco que estamos colocando en la lámpara es demasiado fuerte, entonces obtendremos un brillo indeseado.
No se debe exagerar con la cantidad de colores a utilizar, esto nos da un efecto de fantasía y desfavorece la apariencia del jardín. Por último, se aconseja optar por las luces de bajo consumo para ahorrar luz y favorecer el medioambiente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba