jardineras de madera tratada


A la hora de arreglar el jardín, o el patio muchas personas prefieren las jardineras de madera debido a que le aportan una apariencia mucho más natural por el material del que están hechas.
No obstante hay que tener algunos aspectos en cuenta porque si no conoces en detalles las desventajas de esta alternativa, puedes resultar perjudicado.

jardineras de madera tratada
Las jardineras de madera tratada duran más tiempo

Primeramente, como mencionamos, la madera es un material natural y como tal tiene algunos problemas al estar expuesto a la intemperie.
Por esta razón es que lo más convenientes es que escojas jardineras de madera tratada para evitar cualquier contratiempo que pueda afectar tu jardín.
Uno de los problemas más comunes con la madera natural, tiene que ver con las plagas; la madera resulta un ambiente ideal para la cría de larvas y diferentes insectos y por supuesto si tus plantas están allí, pueden resultar muy afectados por ello al punto de morirse.
Justamente la madera tratada impide que suceda esto ya que se encuentra reforzada estructuralmente de manera que no sea un ambiente propicio para estos organismos.
Por otro lado, también debes considerar que la jardinera estará en contacto permanentemente con el agua, ya que las plantas deben ser regadas, y la humedad esa otro de los enemigos más grandes de la madera natural; ésta produce el deterioro y la pudrición de la estructura.
Estas son las dos razones más importantes por las cuales debes elegir las jardineras de madera tratada, ahora bien ¿Cómo se trata la madera?



El procedimiento de curado

Hay dos formas muy comunes: muchas jardineras son fabricadas con madera tratada químicamente.
Ésta es sometida a un proceso industrial con químicos, en donde la madera es impregnada con diferentes químicos para reforzar sus propiedades de resistencia, no solo a la humedad y las plagas como mencionamos, sino también, a todos los problemas que se puedan generar al tratarse de un elemento que se encuentra expuesto a la intemperie.
Por otro lado, hay tratamientos que son más económicos y que los puedes hacer tú mismo.
Éstos se realizan en base a la utilización de diferentes productos tales como lacas, barnices, aceites y pinturas especializadas.
Claro que en este caso particular, estamos hablando de una protección más bien superficial, por lo que deberás realizarla al menos una vez al año, para intentar evitar que se deteriore la estructura de la jardinera.
Entonces, para exteriores o interiores, las jardinerías de madera tratada son las más indicadas.

adsense bottom

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba