macetas plásticas

Entre todas las líneas de macetas que se comercializan en el mercado, las plásticas son las más comunes y las más económicas no solo sirven para colocar las plantas y flores, sino también se pueden utilizar como moldes para hacer macetas de otros materiales como las de cemento.
Dentro de los plásticos que se usan para hacer las macetas se encuentra el plástico tradicional, y el acrílico.

macetas plásticas
Existen cientos de diseños de macetas plásticas

Estas macetas también se fabrican con plásticos reforzados, se hacen en diversas formas y con diseños variados, en tamaños de todo tipo que hacen de las macetas plásticas un elemento al alcance de todos los presupuestos y para todas las necesidades.
Desde las formas redondeadas hasta las cubicas, lisas o con molduras y guardas talladas, imitando diversos estilos, las macetas plásticas son muy decorativas porque además se presentan en diferentes colores.
Así se pueden adornar jardines, terrazas, balcones, patios como además los ambientes interiores.
Se debe tener en cuenta que el plástico, al ser un material compacto carente de poros, el agua de riego queda contenida en la misma aunque posea el orificio de drenaje, por este motivo es imprescindible controlar la humedad acumulada en la tierra para que sea la adecuada y así las plantas no sufren el exceso de la misma.

Modelos y tamaños

Hay macetas plásticas termoformadas que se usan para hacer plantines, y se comercializan por cantidad, éstas son muy útiles para aquellas personas que gustan de la jardinería, porque pueden armar plantines de aromáticas, florales, hortalizas, y plantas en general.
Este tipo de macetas plásticas cuentan con un drenaje especial en la base con varios orificios.
Dentro de los modelos hay estilos más decorativos que tienen dibujos de flores o guardas y los bordes trabajados, este tipo de macetas plásticas se comercializan en diferentes diseños, y con tamaños adecuados para diferentes plantas.
Las macetas de plástico reforzado se fabrican en fibra de vidrio, son muy vistosas y resistentes, no se manchan, no se quiebran ni se rajan, y se pueden utilizar tanto en interiores como en exteriores. Uno de los modelos más clásicos de este producto son las macetas que tienen forma piramidal, y se presentan en color blanco, negro y rojo, entre otros.
Las macetas plásticas tienen la ventaja de ser apilables, tanto las del mismo tamaño como las de mayor a menor, otra ventaja, es que se pueden pintar y decorarlas con variados dibujos o con combinaciones de colores. De esta manera se logran macetas plásticas de contenido artesanal.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba