muebles de hierro de jardín

Los muebles de hierro de jardín son quizás los más elegidos por los amantes de la decoración exterior, y esto se debe a que no existe ningún tipo de mobiliario que le otorgue la elegancia y distinción como sí ocurre con el hierro.
Los muebles de hierro de jardín son muy bellos, es cierto, pero también debemos tener en cuenta que necesitan de mucho mantenimiento para poder tenerlos siempre hermosos y relucientes, y, principalmente, para evitar que se oxiden rápidamente.

muebles de hierro de jardín
Los muebles de hierro de jardín duran mucho tiempo

Al tener que ubicar el mobiliario de hierro en zonas abiertas, éste se encuentra expuesto a la lluvia, el frío y otro tipo de factores climáticos, por esto, nosotros le brindaremos algunos tips para mantenerlos perfectos mediante algunos trucos de limpieza y protección periódica.
Ante todo decimos que los muebles de hierro de jardín son de los más resistentes al paso del tiempo, y esto se debe a sus características en la estructura y el material; pero no siempre la durabilidad es sinónimo de estética.
Uno de los principales problemas que enfrenta este tipo de mobiliario es el óxido, y por ello se lo debe proteger con capas de pintura y barniz; otra alternativa viable es realizar su mantenimiento aplicando una cera específica ya que el mismo combate la corrosión además del óxido.
Podemos encontrar un sinfín de muebles de hierro de jardín: mesas, sillas, candelabros, estanterías, verjas y vallas, y esto se debe a que el hierro es versátil y permite combinarse con otros materiales, como la madera por ejemplo, para lograr una estética incomparable.

Restaurando un mueble de hierro

Los muebles de hierro de jardín pueden presentar óxido si nos se los ha cuidado por un largo tiempo, pero no todo está perdido, se los puede restaurar mediante las técnicas correctas.
El óxido se elimina con una lija o cepillo especial para metal; si el mobiliario que deseamos restaurar posee restos de pintura vieja, se aplicará un decapante para poder eliminarlos.
¿Qué es lo que logra el decapante?, nos ayuda a quitar esos restos de barniz con una espátula sin mucho esfuerzo.
Una vez hecho esto, se procederá a cubrir el mueble con un antioxidante, el cual inhibe la corrosión; este antioxidante puede aplicarse en forma de spray, pulverización o con pincel.
Ya solo nos queda un paso, y éste es la pintura; elegiremos esmaltes antioxidantes con acabados de forja para que la pieza se luzca. La pintura metalizada es una excelente opción, pero esto ya va en gustos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba