muebles para jardín en madera

Los muebles son parte fundamental de todas las viviendas, y esto ocurre porque además de ser funcionales, son muy estéticos, brindándole a la propiedad una belleza única. Pero cada mueble y cada material con el que ha sido confeccionado, tiene características específicas, ventajas, desventajas, tipos de cuidado y mantenimiento.
Los muebles para jardín en madera son quizás los más elegidos por aquellas personas que cuenten con un fondo o una porción de parque; la madera es un material cálido y noble, y si se la sabe cuidar, también pueden durar muchos años.

muebles para jardín en madera
Los muebles para jardín en madera resisten bien el clima

Pero un mueble para el jardín, significa un “muebles para el exterior” y es aquí donde debemos prestar mucha atención, porque esta pieza debe ser tratada correctamente para que no sufra las inclemencias del tiempo, ni el desgaste propio del uso.
Existen diferentes tipos de madera para un mueble de exterior, las mejores son las duras, que son aquellas con mayor densidad.
En este tipo de madera se destaca el roble, el castaño, el fresno, el wengué, la teca y el nogal; como característica principal, decimos que no solo resiste la humedad y el calor, sino que a su vez, repele a los insectos y los hongos.
Las maderas blandas son las menos costosas justamente porque su resistencia es mucho menor, debido a su baja densidad. En esta clase de maderas encontramos al pino, el ciprés y el abedul, entre otras.

¿Cómo sabemos que estamos comprando un mueble de calidad?

Cuando nos dispongamos a comprar muebles para jardín en madera, existen algunos tips o recomendaciones que deberíamos tener en cuenta para evaluar si realmente estamos adquiriendo calidad y si lo que vemos es madera verdadera.
Por ejemplo, las aristas de una pieza sintética son irregulares y suelen estar pegadas, esto en un mueble de madera no ocurre.
Los bordes de los muebles para jardín en madera deben ser redondeados para poder disminuir el daño en caso de golpes, en especial si hablamos de mobiliario infantil.
Un mueble con demasiado brillo no es bueno, ya que origina una “fatiga visual”; la pieza debe contar con muy buena resistencia y ergonomía, es decir, debe ser robusta y sus anclajes deben resistir el peso.
Si compramos un mueble para jardín con cajones, entonces éstos deben estar fabricados correctamente, sin importar si son macizos o huecos. Deben estar bien barnizados y lijados, y el sistema de deslizamiento debe estar bien ajustado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba