tipos de parrillas o barbacoas

Las parrillas o barbacoas son un clásico en todas las casas, especialmente si tienes jardín; pero no solamente el jardín está limitado al uso de las mismas, sino que también podemos decir que hay modelos que cuentan con características especiales para que sean colocadas en espacios reducidos como los balcones, patios o terrazas. Ahora bien, lo primero que debes tener en cuenta al elegir entre los tipos de parrillas o barbacoas y sus características es el espacio con el que cuentas y el uso que le vas a dar. Si tienes la posibilidad de contar con un jardín, lo más recomendable es siempre hacer una parrilla de materiales. En este caso, suelen construirse con ladrillos para el revestimiento y concreto para estructura. Este tipo de parrillas son ideales para grandes parrilladas pero es fundamental que tenga una zona específica en donde esté colocada con todos los elementos necesarios para cocinar. Por ejemplo, la mayoría de las parrillas construidas suelen traer gabinetes y armarios para guardar la leña, el carbón y todos los utensilios clásicos de las parrillas. Además muchas también incluyen instalación de luces y un sistema que puede ser automático o manual para regular la altura de la parrilla. Las más parecidas a éstas son las parrillas prefabricadas, las cuales son de fácil colocación, pero ten en cuenta que no tienen la misma calidad que una parrilla construida.

Por otro lado, para los espacios más pequeños, podemos hablar de las parrillas o barbacoas portátiles, y en este sentido hay una enorme variedad, cuyas características se ajustan a espacios reducidos. Muchas de ellas tienen tapa, mientras que otras no, esto depende de tu forma de cocinar la carne. En estos casos, como se trata de una parrilla mucho más pequeña, no tendrás suficiente espacio para hacer grandes cantidades de comida por eso es importante que calcules muy bien el tamaño en relación al uso que le darás cuando la compres. Por último, hay algunos tipos de parrillas o barbacoas que son para el interior del hogar y cabe destacar que las mismas son muy útiles, especialmente si eres de comer carne pero no tienes un balcón en donde cocinarla. Por lo general, este tipo de parrillas no despiden demasiado humo y suelen tener tapas que justamente impiden la salida del mismo; se colocan sobre la hornalla y no llevan ningún tipo de combustible como leña o carbón, por eso cabe destacar que el sabor de la carne no será el mismo que el de aquella cocinada en una parrilla de exterior.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba