vallas de madera tratada


Las vallas de madera son un elemento que se coloca en el exterior, ya sea por una cuestión decorativa o bien de seguridad.
Debido a que se trata de un material tan común, es fácil encontrar todo tipo de vallas para cualquier estilo de jardín o de cerramiento que deba hacerse.

vallas de madera tratada
Las vallas de madera tratada tienen diferentes diseños

Ahora bien, Si bien es cierto que las vallas son más comunes en el exterior, también hay algunos modelos que se usan para interiores, pero en este caso, hablaremos de las vallas de madera tratadas que son las más indicadas para estar en la intemperie.
¿Por qué hacemos esta diferenciación?, precisamente porque la madera es un material natiural que al estar en el exterior puede sufrir muchos daños irreparables y deterioros.
Los problemas más comunes tienen que ver sin lugar a dudas con las plagas y la humedad, lo cual produce deteriores tanto estructurales como en su superficie. Por eso, las vallas de madera natural son preferibles para patios o jardines techados, en donde se deba realizar un cerramiento o bien, el aislamiento de alguna zona.
Son muchos los tipos de madera que se utilizan en este caso, en cabe destacar que cuentan con la versatilidad de poder personalizarse mediante el empleo de barnices, pinturas o lacas.



Los distintos modelos

En el caso de que se trate de un vallado exterior, ya sea para delimitar territorios, por seguridad o para aislar zonas, las vallas de madera tratada son las indicadas.
Precisamente, el material que se utiliza pasa por un proceso químico mediante el cual se refuerza la resistencia de la madera.
En este caso estamos hablando de una madera que es tratada de manera industrial, pero también hay tratamientos que puedes llevar a cabo tu mismo mediante la utilización de diferentes productos destinados para esta tarea.
Por ejemplo, hay pinturas especiales que además de embellecer las vallas, están hechas a partir de productos protectores para la madera; por ejemplo algunas impiden que la madera tome una temperatura muy alta.
Otro producto muy común, son los regeneradores, que como bien nos indica su nombre, tienen la tarea de regenerar superficialmente cuando las vallas están expuestas a la luz solar, la lluvia o incluso a heladas.
Hay maderas que son tratadas con diferentes tipos de aceites naturales, los cuales sirven para rellenar poros, gritas o cualquier imperfección de la madera.
Ten en cuenta que estamos hablando de vallas de madera tratadas para problemas superficiales, pero si los problemas que presentan las tuyas son estructurales, deberás reemplazarlas.

adsense bottom

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba