barandillas de escaleras de forja

Como ya hemos dejado en claro en artículos anteriores de nuestro sitio, las barandillas de escalera no solo conforman un elemento ornamental en la escalera.
Sino que también son parte muy importante de su estructura debido a que representan una de las medidas de seguridad con las que tiene que contar cualquier escalera fija.
En este caso nos centraremos en las barandillas de escalera de forja. Las escaleras de forja son aquellas hechas de hierro, cuyas barandillas se encuentran fabricadas del mismo material.
Son muchos los estilos que podemos encontrar en cuanto a la las barandillas de escaleras de forja.
Ya que este tipo de estructura data de tiempos muy antiguos, y con el paso del tiempo, no solo se fueron agregando muchos más diseños sino que también los mismos, se fueron modernizados según la época.
De todas formas debemos destacar que las barandillas de escaleras de forja más utilizadas por la gente, son aquellas que poseen un estilo gótico.
Sus barrotes redondeados poseen en su extremo superior puntas, tipo lanzas que era un estilo muy utilizado en época medieval.

Sin duda cualquiera de los estilos que podamos encontrar, serán fáciles de adaptar al resto de la decoración del hogar.
Pero aunque es común que mucha gente las utilice como barandillas de interior, debemos decir, que resultan muchos más estéticas en una escalera de exterior.
El problema que se presenta en estos casos es que, el hierro al ser un metal que se encuentra muy vulnerable a la oxidación con el paso del tiempo, tiende a deteriorarse rápidamente.
En especial si la zona en donde se encuentra la vivienda es lluviosa o muy fría y a consecuencia de esto, las barandillas de escaleras de forja de exterior deben ser mantenidas mediante constantes restauraciones del metal.
Los colores más habituales en cuento a las barandillas de escaleras de forja suelen ser el negro y el verde y en su mayoría.
Las mismas cuentan con algunos detalles trabajados en hierro como estolas de flores, o diferentes formas, que dotan a la barandilla de una elegancia y un estilo único en su clase.
Las barandillas de escaleras de forja suelen combinarse precisamente con las escaleras del mismo material.
Pero en muchas oportunidades, podemos observar escaleras que poseen revestimientos de madera complementadas con este tipo de barandilla.
Debemos destacar que en estos casos, la escalera suele quedar estéticamente bellísima, independientemente del resto de la decoración que posea el hogar.
Ya que la combinación de la madera con el hierro forjado (especialmente si este es negro) suele ser perfecta, y llena el ambiente de armonía y equilibrio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba