construir una escalera

A la hora de construir una escalera, es importante que tengamos en cuenta que la misma es un medio de acceso a los diferentes niveles que posea una edificación, que permite que las personas asciendan y desciendan.
Una escalera consta de superficies horizontales sucesivas llamadas escalones que se forman mediante huellas y contrahuellas y en algunos casos descansos.
Aunque ya los hemos mencionado antes no podemos ignorar que los principales elementos que debemos considerar para construir una escalera permanente o fija.
Estos son, por ejemplo la contrahuella (parte vertical del escalón), la huella (superficie horizontal del escalón), el rellano, que es el nombre técnico para el descanso.
A su vez, la construcción de una escalera incluye, la línea de huella, que es un alinea imaginaria que sirve para realizar la división de una escalera recta.
La proyectura, que es el plano de apoyo de un escalón sobre en interior.
El ámbito es la longitud que posee cada escalón o sea, el ancho que va a poseer la misma.
La sucesión de escalones que es denominada técnicamente como Tiro.
La calabazada es la altura que se encuentra libre entre la huella de un escalón y el techo del tiro.

En cuanto a los materiales que se usarán para construir una escalera los más utilizados son la madera, el metal y aquellos de fábrica.
Que suelen ser la piedra, el hormigón armado, el cemento y por supuesto también existen las escaleras de vidrio templado, un material muy usado en las construcciones modernas.
Por lo general, en los planos que se utilizan para construir una escalera se deben especificar las dimensiones recomendadas de las mismas distinguiendo entre aquellas que poseen un acceso normal y aquellas de acceso rápido.
Teniendo en cuenta que estas últimas se construirán únicamente en el caso de que no sea posible la construcción de una escalera normal.
En la representación gráfica que presentan dichos planos de construcción de escaleras nos muestran las distintas cotas e inclinaciones de las mismas.
E incluso se puede observar gráficamente la relación ideal que debe haber entre la huella y la contrahuella.
Además de mostrarnos que la escalera cumpla con la fórmula de seguridad indicada por el Reglamento de normas de construcción.
El rellano o descanso debe tener exactamente el mismo ancho que el escalón y su profundidad debe ser la misma que posea la huella.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba