cuidar las escaleras de acero inoxidable

Es importante destacar que sin bien las escaleras de acero inoxidable son resistentes frente a todos los elementos que acabamos de mencionar, éstas poseen la desventaja de que son muy delicadas en cuanto a los golpes y abolladuras. Para evitar esto, no solo debemos emplearlas con cuidado, sino que también el almacenamiento de las escaleras de acero inoxidable es sumadamente importante. Como decimos siempre, las escaleras de mano deben guardarse en posición horizontal y no vertical, para evitar caídas que puedan producir que el metal se abolle; también es importante tener en cuenta que las mismas son fáciles de rayar, por lo que le recomendamos que trate de mantenerlas alejadas de acabados en punta o elementos puntiagudos, especialmente si se trata de algún otro tipo de metal.

Por otro lado, en el caso de las escaleras de acero inoxidable fijas, probablemente estén menos expuestas a golpes, pero generalmente el material comienza a presentar pequeñas salteadoras en su superficie; para evitar esto debemos recurrir a alguna pintura especializada que nos ayude a contrarrestar este tipo de problemas; averigüe en cualquier comercio que se especialice en la venta de pinturas para metales, que de seguro allí lo sabrán asesorar correctamente. Por último no podemos ignorar las medidas de seguridad tan importante que se deben tener en cuenta cuando se empleen los diferentes tipos de escaleras de acero inoxidable; por ejemplo, en el caso de las escaleras fijas, es obligatorio que las mimas posean barandillas y pasamanos de donde la gente pueda aferrase tanto al subir como al bajar de la escalera, sin importar que se trate de una escalera de acero inoxidable de caracol, recta o helicoidal.

Con respecto a las escaleras de acero inoxidable portátiles o de mano, debemos insistir en que es importante que se tomen en cuenta todos los factores que complementan las normativas de seguridad que rigen el uso de estas escaleras; es preciso tener los tres puntos de apoyo necesarios, la escalera debe estar apoyada en una superficie lisa y libre de desperfectos, y en el caso contrario, las mismas deberán presentar pies de estabilidad para estos accesorios. La escalera de acero inoxidable debe poseer en sus escalones algún revestimiento con materiales antiderrapantes para evitar caídas, especialmente si la escalera va a utilizarse en el exterior, por lo general se utilizan pequeños pedazos de goma similares a los que poseen las escaleras de piscinas. Al adquirir una escalera de acero inoxidable portátil, asegúrese de que el vendedor le facilite el comprobante de aprobación de las normas de seguridad con la que se fabrican este tipo de escaleras.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba