escaleras caracol de madera y metal

Cuando hablamos de los pasamanos de las escaleras caracol podemos decir que en su mayoría estos son del tipo de cordón, también construidos en madera hierro o acero inoxidable; aunque existe una variación en ellos que ofrecen una mayor protección contra caídas, y están hechos con barrotes verticales. Generalmente en las viviendas que poseen varias plantas siempre el tema de la construcción de la escalera es toda una cuestión y ante este dilema, una de las opciones más practicas son precisamente la colocación de escaleras caracol. Éstas tienen como gran ventaja que nos permiten acceder a grandes alturas con un uso mínimo del espacio. Actualmente el mercado nos ofrece muchas opciones para poder elegir entre las escaleras de caracol ya que abundan los diseños y modelos de estas escaleras tan cómodas y practicas, además no cabe ninguna duda que las escaleras caracol nos brindan un toque encantador en cualquier ambiente de nuestro hogar.

En el caso de elegir escaleras caracol de madera y metal, entonces debemos decir que el modelo más clásico entre estas es aquel que posee una contrahuella precisa y práctica, es esta la característica que la hace la escalera de caracol más vendida en cuanto al diseño. Generalmente comprende doce escalones mientras que el descanso de egreso suele estar gestionado como un accesorio a parte permitiéndonos escoger entre tres geometrías diferentes para su construcción. Quizás el inconveniente más habitual con las escaleras caracol es lo inseguras que pueden resultar ser. Es por ello que se necesita mucha precisión en cuanto a la construcción de la misma y al tipo de materiales a usar.

En su mayoría las escaleras de caracol no poseen barandillas ni pasamanos, lo que incrementa su inseguridad de manera considerable, especialmente si en la casa en donde estará colocada habitan niños pequeños. En el caso de las escaleras de caracol metálicas, es recomendable que sus escalones estén recubiertos por algún tipo de material antiderrapante para así poder evitar posibles resbalones que puedan resultar en caída o accidente. Las escaleras caracol tienen su origen desde la mitología egipcia en donde se creía que la naturaleza propia de el espiral estaba relacionada con el proceso de crecimiento humano en las personas, como también el progreso de las mismas; aunque por otra parte también se creía que la forma espiral representa como una persona involuciona con el pasar de los años (la espiral comienza con un circulo muy abierto que luego va cerrándose a lo largo de su trayecto).

Mucha gente suele confundir y piensan que las escaleras L están dentro del grupo de las escaleras caracol, pero es importante que tenga muy en cuenta que ninguna de las dos tiene algo que ver con la otra. Las escaleras L son aquellas de tramos escalones rectos que poseen un descanso que conduce a un nuevo tramo escalonado; las escaleras caracol, como bien dijimos antes, no poseen descansos debido a que su trayecto es continuado, y además su forma es redondeada y no recta, como las escaleras L.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba