escaleras de alabastro

Las escaleras de alabastro o comúnmente conocidas como mármol poseen una construcción mucho más compleja que las escaleras habituales.
Esto es debido a que el mármol, a pesar de ser muy duro, es bastante frágil y propenso a las quebraduras y ralladuras.
Por lo que se tiene que tener un cuidado mucho mayor a la hora de trabajar este tipo de material, especialmente si se utiliza para fabricar alguna estructura.
Como dijimos, las escaleras de alabastro son consideradas de las construcciones más peligrosas que puede haber dentro de una vivienda.
Ya que al tratarse de una superficie tan deslizante, cualquier pequeño resbalón puede resultar en una caída, que en muchos casos, tiene como consecuencia golpes muy fuertes debido a la dureza de este material.
En muchos países se requiere un permiso especial para llevar a cabo la construcción de las escaleras de alabastro debido a que este es un material muy difícil de conseguir.
En el caso de que en la vivienda habiten niños pequeños o gente mayor, es preferible evitar este tipo de material para las escaleras para así prevenir accidentes.
Tengamos en cuenta que los niños suelen correr por las escaleras mientras que los ancianos suelen presentar dificultades tanto para ascender como para descender.

En estos casos es muy necesario que se coloquen las respectivas barandillas para que la escalera cuente con un punto de apoyo extra.
Generalmente las escaleras de alabastro ocupan un lugar mayor que las escaleras rectas convencionales.
Es por ello que se recomienda que si no se trata de una vivienda grande, no se elijan estas escaleras para ser construidas en su interior.
Como bien dijimos anteriormente, las escaleras de alabastro requieren de un mantenimiento y una limpieza diaria para que este conserve su brillo.
siempre es recomendable utilizar productos especializados ya que mucha gente opta por la cera y los lustradores de madera y este tipo de sustancias poseen químicos que producen un deterioro en el lustre del mármol, volviéndolo opaco y sin vida.
En el caso de que la escalera de mármol sufra alguna grieta o quebradura, es importante que sepa que se debe realizarla una restauración a toda la superficie por más que la misma no esté dañada.
Esto se debe a que la mayoría de las veces, si solo se arregla el pedazo que se encuentra partido, la superficie total quedara con defectos y le restara belleza a este material.
Por ello siempre es preciso que consulte con algún profesional que se dedique a trabajar este material.
Por último no podemos ignorar el hecho de que las escaleras de alabastro suelen presentar defectos de construcción, por ello es aconsejable que una vez que la escalera esté terminada se realice un pulido de la superficie total para lograr que esta quede uniforme.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba