escaleras de forja

Las escaleras de forja están fabricadas por hierro forjado y suelen ser de las escaleras que más estética le brindan a un hogar.
Si bien el hierro es un material muy rígido, resulta ser muy moldeable también, por lo que con él se pueden fabricar diferentes tipos de escaleras.
Entre las más populares tenemos las escaleras de caracol y las escaleras helicoidales, aunque debemos admitir que las escaleras de forja rectas también tienen su encanto.
Es importante que antes de planear la colocación de una escalera de forja, sepamos que el hierro es un material un tanto difícil de combinar con el resto de la decoración de la casa.
Y en el único caso en que podemos garantizar que la escalera de forja sea un excelente complemento ornamental es si la casa posee un estilo antiguo, clásico o colonial.
En estos casos, la colocación de una escalera de forja resulta un complemento ideal.
Si bien se puede jugar mucho con la decoración de una escalera de forja, debemos decir que en cuanto al hierro, los colores que más resientan son el negro y el verde, por lo que deberá tener esto muy en cuenta a la hora de diseñar su escalera.

En muchas ocasiones, las barandillas que acompañan a la escalera de forja suelen estar decoradas con figuras trabajadas en hierro, lo que aporta aun más elegancia a la decoración.
Es importante destacar que en muchos casos los escalones que forman parte de la estructura de las escaleras de forja, tanto sus huellas como sus contrahuellas, suelen estar revestidos en madera.
Estas escaleras de forja son las más comunes con las que nos encontraremos en cualquier hogar clásico que visitemos.
Como ya hemos dicho en otros artículos de nuestro sitio, las escaleras de forja suelen lucir mejor en el exterior.
Ya sea en el jardín o en la entrada a la casa, por alguna razón el hierro resulta un complemento muy bello en un contexto de naturaleza.
El inconveniente que se nos presenta en estos casos es que al igual que todos los elementos de hierro, al estar las escaleras de forja expuestas directamente al clima, suelen comenzar a deteriorarse rápidamente.
Por ello es preferible, que en el exterior se utilicen escaleras de hormigón, ya que las de madera poseen el mismo problema que las escaleras forjadas.
Podemos encontrar escaleras de forja también en desvanes, altillos, y otro tipo de habitaciones de depósitos; en estos casos debemos mencionar que por lo general se utilizan las escaleras de forja de caracol.
Ya que como bien hemos visto, las escaleras de caracol resultan ideales para ahorrar especio.
En casas muy grandes, es común también hallar escaleras de forja en invernaderos que posean varios niveles, esto se debe a que como bien dijimos antes, el hierro es un material que luce muy bien en los ambientes naturales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba