escaleras de herrería

Como todos sabemos la mayoría de las escaleras de herrería que se poseen como escalera central en los interiores de las viviendas, poseen un revestimiento de madera que les aporta una estética muy elegante.
Sin embargo en importante que se tenga en cuenta que en este caso la estructura que sostiene a las escaleras de herrería están construidas en hierro y aunque es un metal muy rígido y resistente.
Con el paso del tiempo este puede comenzar a deteriorarse provocando que las partes que se encuentran soldadas y encastradas a la pared comiencen a ceder, pudiendo provocar que toda la estructura se venga abajo.
Aunque deban pasar demasiados años para que el hierro llegue a un nivel de deterioro como este, de todas formas siempre es bueno hacer revisar la estructura de la escalera de forja al menos una vez cada tres años.
Así se evitará lamentar futuros accidentes, y en el caso de que se presente algún signo de deterioro, este debe ser refaccionado de inmediato.

Estos inconvenientes suelen hacerse presentes en aquellas casas muy antiguas en donde las escaleras de herrería tienen muchos años.
En estos casos es importante realizar esta inspección del material.
Una vez que la familia se haya mudado a la casa ya que al no saber qué tan antigua puede resultar ser la escalera de forja, tampoco sabremos en qué estado la podremos encontrar.
Por último debemos aconsejarle que siempre que se trate de escaleras de herrería, ya sea por algún inconveniente o bien, por el deseo de querer instalar una, es preciso que se contacte con algún profesional sabido del tema.
Ya que el hierro es un material que posee muchos trucos y secretos que solo pueden conocerse por completo con la experiencia adecuada que se gana con los años de profesión en este ámbito de la arquitectura de forja.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba