escaleras de ladrillo

Las escaleras de ladrillo suelen estar ubicadas en el exterior de cualquier vivienda o edificio, ya sea en la fachada del mismo o en la parte de atrás.
Como bien todos sabemos el ladrillo en este caso es nada más que un revestimiento, ya que la estructura de la escalera se encuentra hecha con hormigón armado o cemento.
Las escaleras de ladrillo se caracterizan por poseer una estética realmente encantadora y elegante.
Y generalmente s utiliza mucho en los parques y jardines, ya que el ladrillo en sí, es un elemento que se combina a la perfección con los ambientes naturales.
Las escaleras de ladrillo suelen ser muy utilizadas en los edificios públicos como oficinas debido a que el ladrillo como revestimiento es sinónimo de buen gusto.
La utilización de ladrillos en la fabricación de escaleras se conoce desde la antigüedad, de hecho la palabra ladrillo, es un derivado de la palabra adobe que proviene del antiguo Egipto.
La materia prima que se usa para realizar la confección de cada ladrillo es la arcilla, y esto hace que los ladrillos sean algo frágiles en cuento a las caídas.
Las primeras escaleras de ladrillos que podemos mencionar como parte de nuestra historia se encontraban en la Mesopotamia del siglo IX antes de Cristo, y por supuesto, presentaban un diseño muy primitivo.

En el imperio Romano, las escaleras de ladrillos y a su vez fue en roma en donde las escaleras de ladrillo tuvieron su gran impulso.
Ya que no solo se utilizaban los ladrillos como material de construcción de escaleras sino que también, se comenzaron a construir viviendas, monumentos, estatuas, muros delimitaciones y todo tipo de construcciones.
Es importante destacar que esta tarea hubiera sido meramente imposible empleando otro tipo de material.
Por ejemplo, no solo las escaleras de ladrillos, sino también los monumentos fabricados con este material podían ser recubiertos con piedras y estuco para mejorar el acabado de la pieza.
Pero estos materiales se utilizaban exclusivamente para el revestimiento de la pieza, y los ladrillos para la construcción de su estructura.
Fue así como los romanos se convirtieron en los grandes propulsores de las escaleras de ladrillos y demás tipos de construcciones.
Y esto se debía a que su accesibilidad se sumaba a la posibilidad de ser producidos en grandes cantidades, con la respectiva reducción de costos que la fabricación de ladrillos posee.
Además en esa época, el ladrillo era uno de los materiales más resistentes y podían conseguirse de diversas formas como también es diferentes tamaños.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba