escaleras extensibles

Las escaleras extensibles, como bien nos indica su nombre, son aquellas escaleras que se extienden a una altura mucho mayor que las escaleras convencionales.
El modelo más común que conocemos todos es la escalera extensible de bomberos.
Aunque en este caso debemos aclarar que la misma se activa mediante un sistema mecánico que la alza hasta los 55 metros de altura.
De todas formas los bomberos cuentan con escaleras extensibles manuales que suelen utilizarlas en casos de rescate menor.
En estos casos las escaleras extensibles están formadas por una escalera que posee dos o más tramos y pueden desplazarse sobre sí mismas para alcanzar una mayor altura.
Aunque existen varios modelos de escaleras extensibles, el más utilizado por los bomberos son las escalares extensibles de garfios.
Éstas son escaleras estrechas y livianas que cuentan con ganchos en uno de sus extremos.
Y generalmente se emplean en aquellos casos en donde se tiene que subir de un piso a otro por el exterior del edificio.
Estos ganchos generalmente se sujetan a algún balcón o barandilla del mismo.

Si bien la utilidad de las escaleras extensibles es bastante evidente, son las favoritas de la mayoría de las empresas de servicios.
Ya sea de TV por cable o electricidad, siempre cuentan con una escalera extensible para llevar a cabo sus refacciones del servicio.
A su vez, estas escaleras son muy utilizadas como escaleras de obra, especialmente en aquellas construcciones de edificios muy altos.
En estos casos, desafortunadamente, las escaleras extensibles son las principales causantes de la mayoría de los accidentes debido a que no se toman las medidas de seguridad precisas para su utilización.
Si bien este tipo de escaleras vienen preparadas para realizar cualquier trabajo para el que sean aptas, en muchas oportunidades, son los usuarios de las mismas quienes no toman los debidos recaudos.
Por ejemplo, es importante que si un obrero se encuentra a una gran altura, la escalera debe estar sujeta firmemente para evitar que pueda caerse.
A su vez, lo ideal sería que el obrero utilice un arnés de protección, pero lamentablemente estas cosas no suceden y así es como se terminan lamentando accidentes en las obras de construcción.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba