escaleras para piletas

Es importante mantener un correcto mantenimiento de las escaleras para piletas ya que son elementos de seguridad.
En el caso de las escaleras que se encuentran fabricadas de metales como el aluminio o el acero, es importante que se verifique con frecuencia que en ninguno de los dos casos la escalera presente signos de oxidación.
De todas formas las escaleras de metal que están fabricadas para piletas, suelen estar revestidas con productos antioxidantes precisamente por su constante contacto con el agua.
De todos modos muchos han sido los casos en donde las escaleras para piletas presentan oxidación y comienzan a picarse.
Es importante cambiarlas inmediatamente ya que si se sueldan o se restauran corren el peligro de volver a deteriorarse con rapidez.
Las gomas que poseen los escalones de dichas escaleras para piletas deben estar enteras y en excelente estado.
Ya que con el paso del tiempo, estos suelen gastarse y no proporcionan de la fricción necesaria para evitar resbalones.
Por ello es necesario que en el caso de que las gomas estén desgastadas se cambien.
En este caso solo se debe retirar la escalera, cambiar los pedazos de goma correspondientes y volver a colocarla.

También es importante que los puntos de colocación de las escaleras para piletas estén correctamente fijados.
Ya que si se encuentran flojos, podría ocasionar que con el peso de una persona, cedan del todo provocando que la escalera se suelte.
Por último, en el caso de las escaleras para piletas principales, como están hechas de material armado, son menos propensas a sufrir deterioros.
De todas formas es aconsejable verificar que el material no posea ningún tipo de rajadura.
Y en el caso de que encontremos alguna, debemos repararla inmediatamente con los materiales adecuados para ese trabajo.
También es importante que, al igual que el resto de las paredes de la piscina, se le realice una pasada de pintura periódica (al menos cada seis meses) con algún producto que repele los hongos producidos por la humedad.
Para así evitar que la formación de los mismos ocasione contaminaciones en el agua de la piscina.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba