estilos de escaleras helicoidales

Los estilos de escaleras helicoidales suelen basarse en la comodidad y practicidad de la misma.
Y como ya hemos dicho antes, la principal característica y ventaja que presentan las escaleras de caracol, es precisamente, la cantidad de espacio que ahorran.
Es importante tener en cuenta que los estilos de escaleras helicoidales están dedicados única y exclusivamente a las escaleras fijas.
Ya que, por la complejidad de la estructura que presentan, es realmente imposible realizar una escalera de caracol que sea portátil.
Además esto resultaría extremadamente peligroso.
Una de las diferencias entre los estilos de escaleras helicoidales y los diseños de las escaleras convencionales es que, además del poco espacio utilizado, las escaleras de caracol no requieren de una construcción.
Por lo general, en los estilos de escaleras helicoidales su estructura se coloca ensamblada o empotrada a la pared mediante soldaduras o tornillos especializados que permiten una correcta fijación de la misma.
De todas formas, debemos destacar, que por el tipo de colocación que lleva la escalera helicoidal, resultan bastante más inseguras que las escaleras fijas rectas.

Además, las escaleras rectas suelen tener una estructura de material armado, mientras que las de caracol, se sostienen en una construida de acero.
Es importante que los estilos de escaleras helicoidales posean ciertas medidas de prevención de accidentes.
Ya que como dijimos, las escaleras de caracol son uno de los modelos más peligrosos de escaleras.
Si bien la mayoría de los estilos de escaleras helicoidales no incluyen barandillas, es preciso que nos encarguemos de que la que tengamos en nuestra casa si las posea.
Aunque mucha gente considere que las barandillas son solo un complemento de la escalera, es necesario que se sepa que éstas representan la parte más importante de la estructura de una escalera en cuanto a la seguridad de la misma.
Si el espacio del que requerimos para colocar la escalera helicoidal no nos permite que incluyamos las barandillas como parte de la estructura.
Entonces se deben pensar en otros métodos de seguridad, como por ejemplo, utilizar algún producto antideslizante con el cual podamos tratar los escalones.
O bien, siempre podemos optar por montar un pasamano de madera o metal que vaya encastrado en la pared.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba