tipos de escaleras de obra

Los tipos de escaleras de obra más comunes que podemos divisar en cualquier construcción son las típicas escaleras de madera que utilizan los pintores.
En estos casos es importante que se tenga en cuenta que, muchas veces estas escaleras de madera resultan mucho más seguras que las extensibles a la hora de realizar una conexión eléctrica.
Los tipos de escaleras de obra extensibles suelen estar fabricadas de acero.
Y como bien hemos mencionado en otros artículos de nuestro sitio, no es recomendable que se utilicen escaleras metálicas frente al trabajo con circuitos electrónicos porque bien sabemos todos que el metal es conductor de la electricidad.
Por otra parte los tipos de escaleras de obra de madera presentan la desventaja de que son extremadamente vulnerables a las roturas y al deterioro.
Es importante que la misma se almacene correctamente en la obra ya que muchas veces ha sucedido que los obreros se olvidan de guardar la escalera de obra de madera y la dejan justo en el lugar en donde la estaban utilizando.
El problema es que si comienza a llover, la madera se moja y los poros de este material absorben el agua que dentro de él se convierte en humedad.
La humedad provoca que con el paso del tiempo, la madera se ponga muy frágil y quebradiza y si esto no se advierte, es probable que algún trabajador tenga un accidente provocado por una caída mediante la fragilidad de la escalera de obra.
Por ello es necesario que se esté muy atento al correcto almacenamiento de la misma.

Otro de los tipos de escaleras de obra que podemos encontrar son las famosas escaleras tijeras.
En este caso, son muy útiles para los trabajos de relleno, tales como colocar focos, pintar techos y paredes y realizar esos últimos detalles que lleva un obra de construcción.
En este caso podemos encontrar escaleras de obra de todas las medidas y materiales, ya que las hay de hierro, de aluminio, de plástico PVC, y por supuesto de madera.
Los tipos de escaleras de obra tijera están compuestas por dos largueros que se encuentran unido por una estructura flexible que le permite a la escalera de obra abrirse y cerrarse de manera correcta.
Las medidas van desde los 80 centímetros hasta los tres metros, y en estos casos es importante que la escalera de obra sea revisada correctamente ya que el menor desperfecto que posea puede producir un grave accidente.
Aunque la utilización de los tipos de escaleras de obra parezca algo muy simple, es importante que se conozcan todas las normativas de seguridad que se requieren para su uso.
Mucha gente ignora elementos conceptos básicos para utilizarlas como por ejemplo los tres puntos de apoyo que se requieren mientras uno este montado a las escaleras.
Y que la superficie en la que se apoye debe encontrarse completamente libre de defectos,
Por lo que siempre recomendamos que si usted no conoce los factores a tener en cuenta para la seguridad del uso de los tipos de escaleras de obra, deje esos pequeños trabajos caseros a alguien que sepa cómo manejarse sobre las mismas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba