estabilizador de tensión


Un estabilizador de tensión es un equipo eléctrico o electrónico que se utiliza para equilibrar la tensión eléctrica de 220V, la tensión de entrada proviene de la red eléctrica domiciliaria, y según el uso que se le da a la electricidad, ésta puede variar y ocasionar daños en los equipos de las viviendas.
Por este motivo colocar un estabilizador de tensión es recomendable para proteger los aparatos domésticos, los de oficinas etc.
El estabilizador de tensión cumple con la función de tener una mayor capacidad de sobrecarga, pudiendo alimentar diferentes cargas eléctricas de electrodomésticos, maquinas y motores.
Siempre se debe tener en cuenta el “rango de tensión de entrada” que es lo que establece la diferencia entre la baja tensión y la alta tensión, el estabilizador actúa mejor cuando mayor es el rango de tensión de entrada.
La salida de la tensión que se encuentra estabilizada en 220V, cuenta con una variación que es permitida por la función del estabilizador, esa variación es denominada precisión, cuanto menor es el valor de la precisión, la tensión de salida es más exacta, de esta manera la función del estabilizador es mejor en su prestación.



Modelos y características

Dentro de los modelos de estabilizador de tensión, hay algunos con seis tomas y protección para computadoras, constan de un filtro de línea, protección por baja o alta tensión, protección para internet, para el modem, centrales telefónicas y tienen un LED con indicador de tensión.
Otro estabilizador de tensión, son los equipos trifásicos y monofásicos diseñados para mantener la tensión constante en todo momento, los diseños que se comercializan están preparados para casi todas las aplicaciones domiciliarias, industriales y comerciales.
Dentro de las características de los estabilizadores de tensión se puede decir que tienen un sistema de control por un microprocesador.
También una gran capacidad para sobrecarga apta para motores, y apto para informática con un sistema de conmutación sin interrupciones, sistema de corte por baja o alta tensión con regeneración automática.
Hay estabilizadores de tensión electrónicos y electromecánicos.
Los electromecánicos son equipos grandes que pueden estabilizar variaciones de hasta un 25% y los electrónicos son más pequeños sirven para proteger artefactos eléctricos o electrónicos, son ideales para aquellos equipos que no tengan motores o resistencias con cargas elevadas.
Existen en el mercado una gran variedad de modelos de estabilizadores de tensión, que pueden tener variaciones dentro de determinados límites por este motivo, se debe elegir el más adecuado para cubrir las necesidades.

adsense bottom

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba