paneles solares caseros

Debido al problema energético que hay en el mundo la gente opta por buscar energías alternativas y una de ellas son los paneles solares caseros. Como es sabido, a través del sol se capta su energía y mediante paneles solares, ésta se transforma en calor y electricidad. Los paneles solares caseros son una solución que a corto o largo plazo cumplirán con las expectativas de los usuarios. En esta oportunidad veremos cómo hacer paneles solares caseros de forma sencilla utilizando materiales accesibles. La idea de construirlos es la de obtener electricidad y calor, y si pensamos en la contaminación ambiental nadie dudaría en poner manos a la obra y abastecerse con energías renovables. La mayoría de las personas ya están interiorizadas de la situación ambiental planetaria, que es grave, por lo tanto es de muy buen tino probar hacer paneles solares caseros. Para fabricar un panel solar, hay que construir un dispositivo que capte energía solar térmica. Para hacer un panel solar casero sencillo, que sirva para calentar el agua se necesita una caja de cartón preferiblemente grueso, una botella plástica de 2 litros, papel celofán y de aluminio, y pintura negra.

El primer paso es pintar de negro la botella previamente limpia, la caja debe forrarse con papel aluminio en el fondo y en los laterales y sujetándo con cinta o adhesivo. Las paredes de la caja deben ser oblicuas para apoyar la botella de tal manera que quede firme. Colocar agua en la botella y tapar, la botella dentro de la caja debe ser cubierta con el papel celofán. Una vez terminado con estos pasos, orientar la caja hacia norte en donde la incidencia de los rayos solares se mantiene durante más tiempo e inclinarla a 45° ya que en este ángulo, los rayos son directos y la energía se aprovecha mejor. Convengamos que los paneles solares caseros son recursos, que si bien son útiles, no abarcan la totalidad de una casa. Pero quien se decida por practicar e investigar probablemente lograra resultados cada vez más amplios. “La creatividad es el mejor recurso que tenemos”. Una botella de plástico transparente puede servir para iluminar una vivienda que carece de electricidad, y con ella se hacen lámparas solares. Ésta, se llena de agua y se coloca en el techo previamente agujereado, la luz solar captada por el agua se difracta y emite luz en todas direcciones, obviamente esto se realiza durante el día.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba