burletes

Es común que suceda, especialmente en casas más antiguas que se filtren por diferentes partes las corrientes de aire; por lo general, este problema se da mayormente cuando las ventanas no se cierran del todo o la madera de las puertas se contrae. Es importante que tengas en cuenta que aislar la vivienda es la solución más acertada para evitar que ocurra esto, considerando que cuando hay temperaturas altas, así como también bajas, se produce un desequilibrio en la temperatura del ambiente. Afortunadamente en el mercado de hoy existen varias alternativas rápidas que nos ahorran el problema de caer en grandes gastos o reformas.

Los burletes son sin lugar a dudas los más elegidos, justamente porque son prácticos y fáciles de coloras. Generalmente la colocación se realiza en los huecos que quedan en las aberturas como las ventanas o las puertas, en los marcos y por donde se filtran las corrientes. Hay dos tipos de burletes: aquellos que son adhesivos y aquellos que se colocan mediante tornillos; en el caso de estos últimos, son mucho más seguros que los anteriores pero más complejos de colocar. Más allá de los diferentes tipos de burletes cabe destacar que se venden en diversos espesores y formatos que resultan muy útiles para aquellos lugares que son más complejos y con un acceso más difícil; además también se fabrican en varios colores para que sean imperceptibles.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba