lijas para madera

Las lijas se utilizan para pulir, limpiar o abrillantar una superficie, y darle un acabado liso y con una textura suave al tacto.
Las lijas para madera son especiales para pulir este material, esta tarea se puede realizar a mano o con maquinas lijadoras.
Para lijar la madera se debe tener en cuenta que ésta se hace en sentido de la veta.
Las lijas para madera tienen diferentes grosores, según el tipo de lijado que se deba realizar.
Las lijas para madera tienen ciertas características, el lado que se usa para lijar está compuesto por granitos de oxido de aluminio, tiene forma redonda, y son muy durable.
Algunas lijas tienen grano abierto, y otras de grano cerrado, las de grano abierto se usan para lijar cierto tipo de madera como las blandas y resinosas.
Para hacer un lijado manual las lijas para madera van montadas sobre papel, éstas son las más económicas.
Los granos deben estar pegados al papel mediante un aglutinante que puede ser una resina sintética o una cola natural.

Para las diferentes maderas

Algunas lijas para madera tienen flechas en la cara posterior indicando la dirección en que se debe lijar, las lijas para madera de papel se pueden adaptar a las formas que se deben lijar.
Para lijar maderas fibrosas es conveniente usar un taco redondeado en los extremos, para lijar piezas torneadas se puede doblar o cortar la lija en tiras, tomarla de los extremos y proceder al lijado.
Además de las lijas para madera de papel, están las esponjas lijadoras, que se utilizan con frecuencia en maderas talladas ya que por su flexibilidad se amoldan a superficies con relieves.
Se presentan en dos grosores uno fino y otro más grueso.
Las lijas se comercializan de diferentes formas, las más convencionales son las que se usan para el lijado manual, las lijas para madera tienen las medidas del grano en 60, 120, y 240.
El de 60 es lijado grueso, el de 120 se utiliza para un lijado general y el de 240 es para darle un acabado final.
Pero además hay otras medidas de grano que son también utilizables.
Para dejar una madera en perfecto estado de lijado, se comienza con un tipo de grano y se van cambiando progresivamente hasta llegar al grano más fino que es la lija de 240 granos.
Es muy importante tener en cuenta no saltearse la numeración del grano sobre todo con maderas duras.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba