arreglos rapidos para el hogar


Hay algunos trabajos muy básicos que puedes hacerlos tú mismo sin la necesidad de llamar a un profesional, solo debes animarte. Por ejemplo, uno de los problemas más comunes aparece con los azulejos rotos, los cuales pueden arreglarse momentáneamente para disimular las imperfecciones. La manera más fácil es mezclar yeso blanco con tiza y cola blanca y añadir un poco de acuarela del mismo color del cual es el azulejo para rellenarlo. También, puedes limpiar las juntas de los azulejos utilizando una mezcla de jabón neutro y amoniaco y para quitar la grasa (algo muy común en la cocina) puedes usar una mezcla de alcohol y amoniaco en partes iguales.



Otro de los arreglos rápidos para el hogar es el de cambiar los cueritos de las canillas que gotean. En este sentido lo que debes hacer es cerrar la llave principal del paso del agua, quitar la tuerca interior de la canilla con una llave inglesa y quitarla. De esta manera solo tienes que sacar el cuerito, que es un pedicoto de goma o caucho y reemplazarlo por uno nuevo para luego volver a colocar la canilla. Este es sin duda uno de los problemas más fáciles de resolver.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba