como limpiar vidrios opacos

El vidrio opaco tambien llamado vidrio esmerilado es muy útil para obtener privacidad ya que no son trasparentes y al mismo tiempo dejan pasar la luz en los ambientes. Estos vidrios se limpian fácilmente con agua jabonosa, luego se enjuagan y se secan con un paño limpio, esta limpieza es sencilla ya que no necesitan quedar transparentes.  Además están los vidrios que se ponen opacos con el uso, por ejemplo los recipientes como vasos, jarras, floreros, botellas, etc. Para limpiar vidrios opacos, sobre todo aquellos que se manchan con el agua y que se les deposita una capa de sarro, lo mejor es acudir al vinagre blanco.

Se pueden sumergir durante 20 o 30 minutos, y luego frotarlos delicadamente con un cepillo para retirar las manchas.  Uno de los vidrios que más se ensucian y se ponen opacos son los espejos que están en los baños, la humedad, las salpicaduras, y a veces las marcas de los dedos cuando se abren los botiquines, opacan los espejos a menudo y es preferible limpiarlos enseguida para que las manchas no se adhieran. En este caso habría que limpiarlos con un limpia vidrios, o con un papel de cocina apenas húmedo para eliminar las marcas que opacan la superficie, y luego tratarlos como un vidrio común para dejarlos relucientes. Para limpiar un vidrio opaco con manchas como las de maquillaje, lo más acertado es pasarle un paño embebido en alcohol.

Otra de las cosas que suele suceder con la limpieza de los vidrios es que al terminarla, éstos quedan opacos, esto se debe a factores como, el polvo que se adhiere, o a sustancias grasosas que hay en los ambientes sobre todo cuando hay calefactores a gas encendidos, u otras sustancias suspendidas en el aire. En este caso para limpiar estos vidrios opacos, primero habría que lavarlos con agua jabonosa tibia o caliente para que se desprenda la capa que opaca la superficie. Paso seguido usar agua tibia con vinagre blanco en una proporción de 1 litro de vinagre mezclado en 10 litros de agua, luego se enjuagan con agua y los vidrios quedan brillantes. Para terminar con la limpieza de vidrios opacos, se les pasa por último, papel absorbente embebido en alcohol, que retirará las últimas manchitas y dejará los vidrios brillantes y transparentes previo secado de los mismos, con un trapo limpio y seco que no deje pelusas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba