evitar humedad y hongos en el baño

Las habitaciones pequeñas, oscuras y que están expuestas a la humedad son muy propensas a formar hongos y moho en las paredes y techos, así como también entre las juntas de los azulejos en los caso que hubiere. Precisamente, el ambiente de la casa en donde más se presenta este problema es en el baño, no solo porque se trata de una habitación muy pequeña, son también porque allí nos bañamos y estamos generando vapores todo el tiempo. Además la mayoría de los baños, no cuenta con la suficiente ventilación necesaria como para evitar que se formen hongos. Por supuesto, hay varias maneras de evitar humedad y hongos en el baño, así como también combatirlos en caso de que ya hayan aparecido, por esto te contamos algunas alternativas para que tengas en cuenta. Por ejemplo, como mencionamos, la ventilación es muy importantes; sería bueno que luego de que alguien se tome un baño, abra la ventana y la puerta para que el aire disuelva el vapor. En el caso de que cuentes con una ventana muy pequeña, lo más indicado es colocar uno o más extractores para que esto ayude a quitar el vapor con mayor rapidez.

El calor no es para nada propicio para la formación de hongos y moho, por eso si tienes la posibilidad de tener la calefacción en el baño durante el invierno, asegúrate de que ésta esté prendida siempre que lo usen. En el caso de que los hongos ya están en los techos o las paredes, puedes limpiarlos con un trapo empapado de agua y lavandina, aunque en el mercado existen varios productos y muy buenos que los eliminan de raíz. En este caso particular, lo más adecuado para eliminar y luego prevenir la aparición de hongos y moho en el baño, es utilizar algún producto que sea eficaz y que precisamente los quite de raíz, para luego pintar las paredes y los techos. Este es un detalle importantísimo, ya que la pintura y el mantenimiento de este tipo es fundamental para evitar humedad y hongos en el baño. Afortunadamente podemos encontrarnos con diversas pinturas anti hongos que están fabricadas específicamente para este problema. Por eso lo más adecuado es que realices una limpieza a fondo de techos y paredes con un producto anti hongos, esperes entre 24 y 48 horas a que éstos sequen por completo, y luego procedes a pintar con la pintura indicada. Lo más recomendable es que realices este proceso, por lo menos cada dos años.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba