limpiar el horno

Limpiar el horno periódicamente es una tarea fundamental para mantener la limpieza de la cocina, especialmente porque se trata de un lugar que junta mucha suciedad a pesar de no se usa permanentemente. Generalmente se recomienda limpiar el horno siempre que se use, incluso, es mucho más conveniente limpiarlo cuando éste se encuentra tibio, luego de ser usado. Si bien hay muchísimos productos especializados para la limpieza de los hornos, éstos están preparados con químicos muy fuertes ya que generalmente son recomendados para las limpiezas esporádicas. Pero si vas a limpiar el horno después de cada uso, con una esponja o trapo suave y detergente será más que suficiente.

Una de las formulas caseras más comunes para limpiar el horno es mezclando una suerte de pasta hecha de bicarbonato de sodio, agua y sal. Se recomienda que se use esta pasta hecha en casa en toda la superficie y rincones del horno, incluyendo la puerta y los cristales de la misma. Una vez que coloques esta pasta, debes esperar al menos 1 hora para comenzar a quitarla usando un paño suave empapado en vinagre. Es posible que te quede una capa de polvillo blanca, pero ésta pueda quitarse fácilmente con una esponja y detergente para complementar la limpieza.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba