limpiar las paredes

La limpieza de la casa es muy importante, no solo por una cuestión de orden y estética, sino también por una cuestión de higiene y salud, pero probablemente las paredes, sean el detalle de la casa al que menos le prestemos atención a la hora de pensar en la limpieza. Ahora bien, para pensar en cómo limpiar las paredes de casa hay muchos factores que deben ser considerados. Primeramente, debemos tener en cuenta la razón por la cual queremos limpiar las paredes. Muchas veces, y especialmente cuando hay mucha gente en casa, es común que toquemos las paredes y las manchemos; si tenemos niños pequeños, no solo las manchas en las paredes son un problema sino también, que éstos tienen una tendencia a escribir y dibujar sobre las mismas pero este tipo de manchas son de fácil remoción siempre y cuando al pintura sea lavable. Otro de los problemas más comunes que ensucian nuestras paredes son los roces con los muebles, o con elementos que transportemos, y que probablemente en algún momento hayamos golpeado contra la pared.

Esto son los factores más comunes que tienden a manchar y ensuciar las paredes en habitaciones y ambientes más comunes de la casa, pero por ejemplo en el caso de la cocina o el baño, al estar utilizando productos aceitosos o grasos, es común que las paredes se manchen con mas frecuencia. Esa es una de las razones por las cuales tanto para baño como para cocina, los azulejos son mejor opción para las paredes, ya que suelen limpiarse muy sencillamente con un trapo húmedo y algún producto especializado. Pero con las paredes pintadas o empapeladas la historia es completamente distinta. En el caso de que las paredes de tu casa estén pintadas, lo más adecuados para que estén siempre limpias es pintarlas al menos cada dos años. Siempre recomendamos utilizar pinturas lavables ya que de esta manera, las manchas ocasionadas por la vida diaria, como las que mencionamos anteriormente, pueden salir fácilmente con un trapo húmedo sin arruinar la pintura. Ahora bien, si las paredes de tu casa tienen papel tapiz, entonces ésta es otra historia, ya que en estos casos, el papel suele deteriorarse con la suciedad, y lo más adecuado es cambiarlo por completo, lo que implica un trabajo bastante laborioso. Es por esta razón que siempre se recomienda pintar las paredes y no empapelarlas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba