limpieza de campanas extractoras

Las campanas extractoras forman parte de un sistema que sirve para evacuar humo, olores y vapores de las cocinas, ya sea de las industriales o las del hogar.
Este elemento está compuesto por un filtro y un extractor o ventilador y un conducto de evacuación.
Cuando se pone en funcionamiento, el mecanismo aspira o succiona las partículas que quedan atrapadas en el filtro y devuelve el aire más purificado.
Con el uso y el paso del tiempo las grasas se acumulan en el interior de la campana y se requiere la limpieza de la misma.
La limpieza de campanas extractoras se debe realizar con un periodo adecuado de tiempo para evitar cualquier riesgo de contaminación, de olores desagradables, y para mantener un buen rendimiento y funcionamiento en el sistema de extracción.
Los gases que circulan por este sistema contienen una cantidad de grasa que se adhiere en las paredes del extractor, y el peligro consiste en que estas grasas son muy inflamables, lo que puede provocar un incendio.
Con el calor los elementos grasos se derriten y podrían perjudicar los conductos del sistema de extracción.

Productos y consejos

La limpieza de campanas extractoras se debe realizar mediante la eliminación de la grasa, que se encuentra en todas las partes de la campana, en los filtros, en el motor y en los conductos, la limpieza en el primer tramo del conducto no resulta suficiente, por lo tanto hay que limpiarlo totalmente.
Hay productos específicos para la limpieza de campanas extractoras pero tienen el inconveniente que emiten un olor muy fuerte y duradero, además son productos caros.
Dentro de las recetas que se recomiendan para la limpieza de campanas extractoras, esta la siguiente, que consiste en hacer hervir en un recipiente agua con jugo de limón, y con el sistema de extracción encendido.
Esto hace que el vapor desprendido afloje la grasa acumulada. Luego se desconecta el tomacorriente para proceder a limpiarla.
Se retiran las rejillas, y se las rocía con un producto anti grasa que se usa para la cocina y se lo deja hasta que se pueda remover la suciedad.
El segundo paso de la limpieza de campanas extractoras, es, limpiar el interior con un paño embebido en el producto anti grasa o en alguna solución efectiva.
El filtro se puede lavar a mano suavemente, y a las rejillas se les pasa un cepillo, luego se enjuagan con agua caliente. Dejar secar y luego poner las piezas en su lugar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba