limpieza de muebles


La limpieza de muebles puede ser superficial o un poco más profunda, dependiendo del material con que éstos, estén fabricados, se requieren cierto tipo de limpiadores y métodos diferentes para conservar la vida útil de los mismos.
Los muebles clásicos son los de madera, son los más cálidos y los más durables. La limpieza de muebles de madera difiere, si ésta está protegida con algún sellador o si se encuentra en su estado natural.
En cuanto a la limpieza de los muebles de madera el primer paso es retirarle el polvo o la tierra en dirección a la veta. Cuando los muebles de madera no tienen sellador no se los debe mojar porque el contacto con la humedad arruina este material.
Hay productos líquidos, cremosos o en aerosol especiales para los muebles, que se comercializan en el mercado y dan muy buenos resultados.
Estos productos están elaborados con ceras naturales y forman una película que además de otorgarles brillo repele el polvo, luego de colocar el producto sobre la superficie se frota con un paño seco y los muebles relucen como nuevos.
Además de las superficies lisas, están las que tienen relieves o tallados, este tipo de muebles se limpian pasándoles en principio un pincel para retirar el polvo que se adhiere a las molduras de las tallas, luego se les pasa una solución limpiadora, para después rociarlos con un lustra muebles en aerosol.



Consejos de profesionales

Uno de los muebles más vistosos son los de madera laqueada que realza la decoración de cualquier ambiente.
Para conservarlos en buen estado se los debe limpiar y cuidar de la siguiente manera, se les aplica suavemente una solución de agua con detergente sin mojarlos demasiado, se debe tener la precaución de secarlos inmediatamente, y para darles un toque de cuidado se pueden frotar con un paño embebido en glicerina liquida.
Hay muebles que tienen una superficie de mármol, éste puede ser de diferentes colores o vetas, dependiendo de eso, se les puede pasar un paño húmedo, y luego un lustra muebles siempre que sean mármoles oscuros, en cambio para el mármol blanco no usar lustradores.
Los muebles tapizados como los sillones y las sillas, se les debe pasar la aspiradora con suavidad y con el cabezal adecuado para no dañar la tela.
Si se manchan, deberían ser tratados con productos quitamanchas en seco. Se sugiere que a limpieza de muebles tapizados, podría ser realizada por un servicio profesional.

adsense bottom

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba