limpieza de persianas


La limpieza de persianas es una tarea un tanto complicada cuando se realiza del lado exterior de la misma.
Limpiar la cara interior de la persiana es bastante fácil, primero se retira el polvo con una aspiradora o con un paño seco, para luego pasarle algún producto adecuado según el material con que estén fabricadas.
Si son de madera, hay productos específicos como los que se usan para los muebles, con las persianas de plástico se puede usar una esponja embebida en agua jabonosa o con detergente, luego se enjuaga y se deja secar, y con las persianas metálicas se procede de igual manera o se pueden limpiar con alcohol.
Para la limpieza de persianas del lado exterior, ésta se realiza de la misma manera, con la diferencia de que si se encuentra en un piso alto se debe abrir el taparrollos y limpiarla desde ese lugar.
Se va enrollando por partes, limpiando cada sector, y siempre dejándolo secar hasta que quede terminado el trabajo. En cambio en una planta baja la limpieza de persianas se hace más fácil, ya que bajándola se limpia desde el lado de afuera, sin correr ningún riesgo.



Tips caseros

La limpieza de persianas venecianas resulta más fácil que las anteriores, ya que el mecanismo de éstas permiten girar las tablas o lamas, tanto para un lado como para el otro.
La limpieza de persianas a fondo se debe hacer una vez por mes, pero un mantenimiento diario evita que se acumule la tierra, el polvo y demás partículas, de esta manera se mantendrán limpias sin necesidad de hacer limpiezas a fondo tan seguidas, se debe tener cuidado de no dañarlas.
Hay que tener en cuenta que aquellas persianas que funcionan con motor, conviene controlar el mecanismo para verificar que no haya anomalías, aunque siendo eléctrico el sistema es confiable.
Es importante que para la limpieza de persianas no se usen productos abrasivos porque pueden dañar la protección e inclusive el material de las mismas.
Otro de los métodos para limpiar persianas que es muy práctico, es con el uso de un guante que se puede embeber en algún producto y luego pasarlo por las lamas.
También se comercializan algunos tipos de cepillos que abarcan varias lamas, son muy útiles para el tipo de persianas venecianas de madera o metálicas.
Las persianas que se encuentran en la cocina deben limpiarse más seguido debido a la grasitud que se genera en el lugar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba