clavos que sobresalen


Los clavos que sobresalen de los muebles, los pisos y los zócalos no solo son un problema estético sino también pueden representar un peligro, por eso hay algunas alternativas para poder ocultarlos. Por ejemplo, una de las soluciones es utilizar clavos que no tengan cabeza, o bien, aquellos que tienen una pequeña cabeza cónica, ya que éstos quedan totalmente insertados en la madera, y puedes utilizar para tapar el hoyito que queda, alguna masa o pasta de carpintero. Si no consigues, elaborarla es muy sencillo, solo necesitas un poco de aserrín y cola de carpintero para poder hacer la masilla, que una vez colocada y seca, por supuesto deberás lijarla para que la superficie quede uniforme.



En el caso de que se trate de un mueble que esté pintado lo ideal es disimular los clavos con el mismo material con el que el mueble está pintado, sea pintura, barniz o pátina. Generalmente cuando éstos productos son espesos, tapan sin problemas a los clavitos que sobresalen en las juntas, no obstante, si aunque los clavos siguen siendo muy notorios, entonces lo más apropiado es buscar una masilla para poder disimularlo. En el caso de que se trate de los clavos que sobresalen de los pisos de madera, lo más apropiado es que los martilles hasta hundirlos y en el caso de vuelva a sobresalir, deberás quitarlo y cambiarlo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba