madera y humedad

Uno de los problemas más comunes que se da con la madera, ya sea usada como revestimiento o en los muebles es sin duda la humedad, y esto se debe a la naturaleza del material que experimenta diferentes tipos de cambios. Por ejemplo, si la madera absorbe humedad ésta se hincha y se deforma, y cuando la expulsa, automáticamente se contrae. Los ambientes muy húmedos como los baños o las cocinas, en donde el vapor es algo común, no siempre conviene tener madera precisamente por esta razón. Lo mismo sucede en el exterior, en donde está directamente expuesta a la humedad del clima, las lluvias, el frio, etc. Además de las modificaciones que sufre la madera, también corre el riesgo de contraer algunas enfermedades como hongos o plagas.

Ahora bien, debido a la relación directa entre la madera y humedad, hay machismos tratamientos que se le pueden aplicar al material para evitar de esta manera que al menos no absorba tanta humedad. Esto sirve principalmente para mantener la belleza natural de la madera y por supuesto para evitar cualquier tipo de deterioro. Al mismo tiempo, también hay muchos productos especiales para evitar plagas y hongos, por eso si vas a colocar madera en tu hogar, es importante que te informes sobre la especie y el grado de vulnerabilidad que tiene ante la humedad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba