clasificación de montacargas


En la nomenclatura de montacargas se realiza una clasificación de los diversos tipos de montacargas según unas características particulares. Este tipo de clasificación de montacargas, más técnica y orientada específicamente para técnicos e ingenieros expertos en estos artefactos, arroja dos grandes grupos de tipos de montacargas, los cuales son los de nomenclatura alfa, cuya nomenclatura corresponde a las letras de la característica principal del montacargas. De esta manera, bajo la nomenclatura alfa encontramos los siguientes tipos de montacargas: Los montacargas J, E y H son eléctricos y cuentan con contrapeso, es decir que posee peso en la carrocería que actúa balanceando, y llantas neumáticas. Estos artefactos pueden ser manejados por un hombre sentado. El cuarto tipo de montacargas de esta clasificación es el S el cual es más pequeño por lo cual permite ahorrar más espacio, cuenta también con contrapeso y es de combustión eléctrica y se maneja sentado con llantas neumáticas. Luego encontramos los montacargas N, el cual es eléctrico y está diseñado especialmente para pasillos angostos y se maneja parado, los montacargas B, C y W son eléctricos y se los denomina “caminadores montados” por su forma de manejo. El montacargas T es en realidad un tractor.

Por último, dentro de esta clasificación de tipos de montacargas encontramos el R al cual se denomina recogedor de órdenes, pues su función es recaudar y entregar pedidos y otras cargas. Otra nomenclatura arroja una clasificación de los tipos de montacargas de resultados similares a la anterior. En cuanto a lo que se llama clase 1 bajo esta nomenclatura se corresponde con los montacargas E, J y H de la nomenclatura alfa, es decir, son eléctricos, con contrapeso, llantas neumáticas o sólidas y para un hombre sentado. La clase 2 se corresponde con el N de la nomenclatura alfa, además, este montacargas posee una barra de metal estabilizadora a ambos lados de las horquillas para darle estabilidad al artefacto en caso de no contar con contrapeso en su carrocería. La clase 3 y clase 5 son ambas de motor eléctrico, manuales y para un pasajero, pero difieren en el tipo de llanta las cuales son sólidas para el primer tipo y neumáticas para el segundo. Los montacargas manuales son los que no requieren de motor de alimentación y se transportan por medio de la fuerza del obrero o trabajador, para mover cargas no muy pesadas en cortas distancias.



Luego, los tipos de montacargas de la clase 4 son de combustión interna y utilizan llantas sólidas. También tenemos la clase 6 que es el tractor que puede tener los dos tipos de motor, es decir, a combustión interna o motor eléctrico. Y por último la clase 7 es el montacargas para los terrenos con más desniveles y escabrosos con llantas neumáticas. Los montacargas eléctricos para hombre parado permiten el transporte de más cargas y por distancias más grandes que los manuales. Como mencionamos anteriormente, se puede también clasificar a los montacargas según el tipo de torre con el que cuenta.

Dentro de esta categoría podemos encontrar tres tipos de montacargas, los de una sola torre, de torre bilateral o de tres torres o trilaterales. Los más recomendados son los trilaterales ya que permiten su manejo en pasillos muy angostos y tienen una funcionalidad mayor por permitir manejar mercadería en tres direcciones, lo que permite acceder a lugares altos, recónditos y escondidos, aprovechando al máximo el uso de espacio. Otros tipos de montacargas son los de mástil retráctil que permiten mover cargas a alturas mucho mayores que los otros modelos. Los tipos de montacargas más comunes ya han sido mencionados, son los que funcionan con horquillas y se utilizan para el transporte de mercadería, por lo general en almacenes y depósitos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba