consejos para la compra de un montacargas


Cuando compramos un montacargas, algo muy común que suele suceder es caer ante la tentación de elegir la compra de acuerdo al menor precio, pero aquí no terminaran los problemas, ya que antes de la compra. Se debe tener en cuenta algunos detalles que seguramente serán de importancia, como por ejemplo, el costo de mantenimiento que puedan presentar estos productos, ya que en algunos casos, estos costos pueden llegar incluso a superar el costo de la compra del montacargas, por lo tanto, es lo mas recomendable tener en cuenta todos los aspectos posibles que puedan surgir, antes y después de la compra de la maquinaria de montacargas. A continuación, llevaremos al lector, un breve análisis sobre algunos de los principales factores que las empresas tienen en cuenta a la hora de elegir este tipo de vehículos de carga y descarga, tan utilizados en el medio industrial y brindaremos algunos consejos para la compra de un montacargas. La primera consideración que es tomada en cuenta para la tarea de elegir un montacargas, es simple, se debe definir si será utilizado para tareas dentro del almacén o fuera del mismo. La diferencia principal que se marca en este punto, es el tipo de motor que esta maquina utilizará. Esta división tan particular esta definida por las medidas de seguridad, es decir, que si se utiliza maquinaria de montacargas dentro del depósito, esta no puede contar con motores que emitan gases nocivos, de modo que se debe utilizar montacargas eléctricos. Para utilizar en áreas ventiladas o al aire libre, lo mejor siempre es la maquinaria de montacargas con motor de combustión interna, ya sean motores a gasolina, motores diesel o motores que funcionan a gas, cada una de esta variantes tiene diversas ventajas y desventajas, que pueden deberse al tipo de cargas con las cuales deban trabajar o bien al tipo de terrenos en donde se desplacen.



Para utilizar dentro del almacén, la maquinaria de montacargas debe ser preferentemente eléctrica ya que no emiten gases tóxicos y son mucho más silenciosas. Por otro lado, al funcionar con una batería especial, se puede construir con un diseño mucho más compacto, lo cual muchas veces facilita la adaptación al diseño de los almacenes. Una desventaja que puede presentar estos modelos, es el costo inicial, ya que por lo general son mucho mas elevados que los modelos con motor de combustión interna, sin embargo, muchas veces sus costos de mantenimiento son mucho menores a lo largo de su vida útil.

Es decir, que no hay gastos de combustible, aceites, bujías, neumáticos, etc. de todas maneras, es importante que reciban un muy buen mantenimiento, sobre todo las baterías ya que representan una gran parte del costo total de la maquina. En el caso de elegir un equipo de maquinaria de montacargas para uso en el interior de los almacenes, se debe elegir por los diversos modelos disponibles en el mercado y la manera de hacerlo es considerando dos factores de gran importancia, el primero es la aplicación de la maquinaria, es decir, las tareas que deba realizar y el otro es el diseño del almacén. Para resumirlo, solo basta con pensar en cuales son las cargas que debe llevar y elegir un equipo que cuente con esas capacidades y teniendo en cuanta la superficie que cuenta para desplazarse y las alturas hasta las que puede elevarse, el modelo deberá ser uno que pueda adaptarse a el espacio disponible para realizar dichas tareas. Por ello es que la elección de maquinaria de montacargas es una tarea que debe ser analizada cuidadosamente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba