fabricantes de montacargas subterráneos


Los fabricantes de montacargas subterráneos no producen los diferentes modelos en serie, o sea, no fabrican los montacargas de manera estandarizada y continua, sino que por el contrario en la gran mayoría de los casos se suele trabajar a pedido o por encargo. Este tipo de manera de producir demanda una comunicación fluida del cliente con el fabricante, a fin de que el primero informe sobre cuales son sus necesidades especificas y como quiere que sea su montacargas subterráneo. Trabajar a pedido también posibilita tener un mayor grado de flexibilidad a la hora de que el producto terminado sea instalado en la edificación o en la mina por ejemplo, cuestión que no sucede de igual manera con un montacargas fabricado en serie ya que se corre el riesgo de que este no se adapte de buena forma al lugar en donde será instalado.

Los fabricantes de montacargas subterráneos para evitar que esto suceda, es decir, un error en los cálculos del montacargas terminado en relación a su lugar de instalación, suelen realizar visitar a la edificación o a la mina en donde el montacargas subterráneo será colocado. Dichas visitas hechas por expertos en la materia tienen como objetivo recabar datos básicos tales como, profundidad del lugar, características de las paredes, espacio con el que se cuenta, etc. Todos estos datos son enviados al fabricante quien comienza a fabricar al montacargas subterráneo siguiendo las pautas anteriormente mencionadas.



Por ende cuando el producto es terminado es prácticamente imposible si se trabajó bien, que se produzcan desfasajes o problemas de algún tipo durante la instalación. Vale agregar que además de estos datos del entorno o del contexto en el cual el montacargas subterráneo será emplazado, hay otra información clave que el cliente debe transmitir al fabricante a fin de fabricar el modelo que se adecue perfectamente a la necesidad especifica del primero. Uno de esos datos es la función que se le va a dar al montacargas subterráneo, dado que no es lo mismo un montacargas que se destina a levantar mercadería en un depósito, que otro que se usará para cargar herramientas y materiales en una mina de hierro por ejemplo. Los montacargas subterráneos modernos son estructuras relativamente sencillas en cuanto a su diseño. La parte principal de estos artefactos sin importar la variante de que se trate es el motor, que generalmente es eléctrico o hidráulico. Su función principal es la de enrollar los cables que sostienen a la cabina en el momento de subir al montacargas subterráneo a la superficie o desenrollarlo para el descenso. Otra parte importante es la cabina o la plataforma en donde se coloca la carga. El tamaño de la cabina varía según el tamaño del montacargas y la capacidad de carga. Algunos modelos modernos de montacargas subterráneos están acompañados por un armazón metálico que protege a la cabina de chocar contra el hueco del montacargas, y de los desprendimientos que suelen ocurrir.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba