mantenimiento de montacargas

El presente informe trata sobre un tema realmente importante, una cuestión que puede marcar la diferencia cuando se trata de montacargas: el mantenimiento de montacargas. En efecto, el buen mantenimiento de montacargas es una cuestión primordial para asegurar las condiciones propicias de seguridad dentro de un establecimiento que funcione con ascensores montacargas. Los ascensores denominado montacargas son aquellos que se utilizan predominantemente (pero no exclusivamente) para transportar materiales en edificios que se encuentran en plena construcción. Podemos decir que una de las principales causas de los accidentes que se dan dentro de obras edilicias que se encuentran en pleno proceso de construcción es producida por una mala utilización o un incorrecto mantenimiento de montacargas.

En este sentido, es importante siempre, de manera periódica, brindar un mantenimiento de montacargas a fin de asegurar el correcto funcionamiento del mecanismo y extender la vida útil del mismo. La primera causa de avería de un sistema de elevación de cargas se debe al desgaste producido por el uso constante de los componentes, que evidentemente pierden con cada uso la calidad y prestancia. Es por ello que es muy necesario e importante brindar un mantenimiento de montacargas asiduamente, controlando las piezas y cada uno de los circuitos a fin de asegurar un correcto y seguro trabajo del equipo.

Unos de los componentes más delicados, y por ello, más proclives al desgaste es el motor del montacargas. El motor de un elevador de cargas suele funcionar más comúnmente con energía de tipo eléctrica, aunque existen variedades que funcionan con un motor tipo diesel. Estos motores poseen un enorme desgaste, ya que llevan adelante un constante funcionamiento, elevando y bajando cargas de mucho peso de forma constante y repetitiva. Por solo dar un ejemplo, un motor eléctrico de un ascensor de cargas describe ciclos de rotación de entre 700 y 1300 vueltas por minuto, y ese número es preciso multiplicarlo por la cantidad de tiempo en que el montacargas se encuentra en funcionamiento, y el resultado será un desgaste enorme del motor. Es por ello que es una cuestión imperante el mantenimiento de montacargas, controlar, limpiar, aceitar y renovar constantemente los componentes del motor a fin de asegurar un rendimiento optimo del mecanismo y evitar futuras averías y roturas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba