montacargas trilaterales


Los montacargas trilaterales o montacargas de torre trilateral son un novedoso modelo de montacargas eléctricos, que permite maniobrar cargas extremadamente pesadas en lugares mucho más angostos que en los que se pueden manejar los tradicionales montacargas. De esta manera se aprovechan al máximo las posibilidades de almacenamiento, y estas carretillas permiten que el trabajo más pesado y complejo se realice con mayor rapidez y mejores resultados. Los montacargas trilaterales son unos artefactos ideales para trabajar en pasillos súper estrechos gracias a su diseño de un tamaño menor a los dos metros de ancho. Con sus compactas medidas y su alta posibilidad de elevación proporcionan la posibilidad de trabajar mejor aprovechando al máximo el espacio de los almacenes de mercadería.

Al mismo tiempo, ahorran una gran cantidad de trabajo, siendo necesarios para su funcionamiento un operario y un asistente de carga, con lo cual se ahorra en grandes cantidades con el gasto de mano de obra. Los montacargas trilaterales se utilizan generalmente en los comercios, almacenes y depósitos, incluso en los supermercados y fábricas de mayores tamaños, ya que su altura permite el manejo de la mercadería a grandes escalas. Los montacargas trilaterales sirven para almacenar en lugares muy altos la mayor cantidad de mercancía posible, y elevan la mercadería hasta los nueve metros de altura, con lo cual se cumplen hasta las más extremas necesidades de alcance.



Con los montacargas trilaterales se aumenta la eficiencia del trabajo que se puede realizar en los grandes depósitos y a un muy menor costo. Algunos montacargas trilaterales poseen unas horquillas las cuales les permiten girar hasta unos ciento ochenta grados, para poder trabajar en ambos lados de un pasillo y para poder realizar descargas en ángulos mucho menores e incómodos sin tener que girar el aparato. Otros montacargas trilaterales no necesitan girar ya que poseen aberturas hacia ambos lados de la plataforma, con lo cual se puede trabajar en ellos hacia ambos lados, pero se debe tener una mayor precaución para evitar las caídas. Estas ventajas de los montacargas trilaterales permiten aumentar al máximo las capacidades del lugar donde se almacena la mercadería. Los montacargas trilaterales pueden levantar pesos enormes que llegan hasta los mil trescientos kilo gramos, equivalentes a las casi cuatro mil libras, y su altura es mucho mayor que la que alcanzan otros montacargas. Algunos de estos montacargas no necesitan rieles de guía, con lo cual su desplazamiento es mucho más práctico y amplio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba