tipos de baterías de montacargas


La gran mayoría de las baterías modernas viene fabricada siguiendo un patrón similar, en este caso una serie de celdas internas que marcan el voltaje que la batería poseerá, a más celas más voltaje. Vale agregar que el voltaje de cada una de las celdas es de dos voltios. Pero a pesar de esta característica común, en el mercado moderno se pueden hallar varios tipos de baterías diferentes. Es importante saber cual de todos los tipos de batería se posee, si no, no se podrá saber que tipo de mantenimiento de baterías de montacargas es pertinente llevar a cabo. El tipo de batería que es más común de hallar en casi todos los artefactos eléctricos es la versión no recargable que se conoce con el nombre de pila. Este tipo de batería solo se emplea en artefactos que demandan poco voltaje ya que no suelen tener muchos voltios de capacidad. Por supuesto ningún montacargas moderno funciona gracias a estas pilas, dado que se necesitarían cientos de ellas para hacerlo funcionar como es debido. La segunda variantedentro de los tipos de baterías de montacargas más difundida en todo el mundo son las baterías o acumuladores recargables que viene en diferentes tamaños y en diferentes voltajes.

Las versionas más pequeñas son iguales a las pilas no recargables y poseen el mismo voltaje. Una diferencia que es importante tener en cuenta entre todas las variantes recargables a la hora de llevar adelante el mantenimiento de baterías de montacargas es saber exactamente cual es la composición interna de la batería. Hoy en día la gran mayoría de ellas internamente están compuestas por plomo acido por que son económicamente mas viables que otras combinaciones como la de litio-polímero, níquel-cadmio, níquel-zinc, zinc-aire, sodio-azufre, hidruro metálico de litio, ion de litio (usada celulares y artefactos similares), etc.



Una vez que toda esta información es asimilada, lo que debe hacerse para comenzar con el mantenimiento de baterías de montacargas propiamente dicho es una comprobación visual del estado de la batería en cuestión haciendo hincapié en los siguientes puntos o posibles inconvenientes: comprobación de las conexiones y del estado del cargador; comprobación del estado de la batería buscando la existencia de algún tipo de fuga; comprobación del nivel de acido interno de la batería; comprobación de la densidad del electrolito, haciendo hincapié en un análisis de las celdas; buscar por partículas de suciedad en la batería, etc. Una forma eficiente de comprobar si la batería funciona como es debido es hacer una pequeñas descarga de voltaje. Si la comprobación de todas estas cuestiones es exitosa quiere decir que la batería está en condiciones. Sin embargo para maximizar el mantenimiento de baterías de montacargas se debe tener en cuenta estas recomendaciones: mantener a las baterías entre los 15 y 25 grados centígrados, mantener a las baterías fijas, evitar recargas parciales o que la batería se descargue por completo, no darles un uso que sea excesivo, etc. Por ello es que el mantenimiento de baterías de montacargas es tan importante para darle más vida útil a la misma.

adsense bottom

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba