Tips para la compra de montacargas

La compra de montacargas para realizar diversos trabajos y cumplir con las funciones de levantamiento de cargas, almacenamiento de mercadería y transporte de ciertos materiales, resulta fundamental en aquellos casos en que el trabajo resulta imposible de realizar sin uno de estos artefactos, ya sea por la fuerza que se requiere para levantar los grandes pesos o por la distancia que se necesita recorrer con la mercadería. Para poder realizar estas tareas de trabajo pesado se requerirá efectuar una compra de montacargas, pero antes de ello es necesario llevar a cabo un estudio en profundidad de los diferentes modelos existentes de montacargas que lograran cumplir con nuestros requerimientos puntuales.

Para ello se recomienda realizar un análisis de las variadas ofertas que existen de estos productos para poder comparar las diferentes características de cada modelo, marca, fabricantes y distribuidores de montacargas. La compra de montacargas puede efectuarse en las casas de los grandes distribuidores de estos productos, o en las mismas empresas que los producen, o en casas de reventa. Para poder decidir cuál es el montacargas que debemos adquirir debemos tener en cuenta cuál es la función que deberá cumplir este nuevo artefacto. Para ello debemos tener en cuenta sus características generales.

Tales como el tipo de combustible o fuente de alimentación que utiliza, la capacidad de levantamiento que posee, la altura que puede alcanzar, entre otras cosas. Cuando debemos realizar la compra de montacargas para trabajar en depósitos, almacenes o grandes locales de almacenamiento de mercadería las características que debemos tener en cuenta son el espacio disponible para el manejo del montacargas, la altura requerida para su mejor funcionamiento y el tipo de motor con el que contara el mismo. En primer lugar, si los pasillos son muy angostos se deberá efectuar la compra de montacargas de menores dimensiones especiales para trabajar en espacios reducidos, tales como los montacargas trilaterales, los cuales gracias a su sistema hidráulico y su base de tres torres proveen el mejor aprovechamiento del espacio de los pasillos de los depósitos. El segundo aspecto principal a tener en cuenta es la capacidad de levantamiento que se necesita dependiendo del tipo de mercadería para el cual necesitamos el montacargas.

En los casos en que se trate de mercadería muy pesada, como por ejemplo los troncos de árboles, caños de acero, autos, materiales para la construcción, etcétera, se deberá realizar la compra de montacargas de mayor capacidad. También debemos tener en cuenta según el espacio en el que trabajemos la altura que debe poder alcanzar el montacargas para llegar a los espacios más altos y de esta manera aprovechar al máximo la capacidad de almacenamiento. Es importante destacar que el uso de montacargas de combustión interna no es recomendado en lugares de trabajo cerrados como es el caso de los depósitos o almacenes debido a los gases tóxicos que pueden emitir por la combustión de los gases. Por ello, si vamos a utilizar este producto en lugares con estas características, es más recomendable realizar la compra de montacargas eléctricos, ya que no emiten gases tóxicos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba