hornos para cerámica

Desde tiempos inmemoriales, la cerámica ha sido relacionada con todas las civilizaciones del mundo y hasta en la actualidad las piezas de este material se utilizan para una gran variedad de aplicaciones, incluyendo adornos, vajilla, iluminación, sanitarios, revestimientos, y muchas más.
La alfarería, oficio dedicado a los trabajos artesanales en cerámica, descubrió que la cocción en hornos de este material realizado con arcilla, era mucho más resistente.
Por este motivo los hornos para cerámica son uno de los elementos fundamentales en la elaboración de estos productos.
Desde los hornos primitivos hasta la actualidad, los hornos para cerámica se han ido perfeccionando, ya que este material tiene usos múltiples y tiene una gran demanda en el mercado.
Hay muchas empresas que se dedican a la fabricación de hornos para cerámica, contando con una gran variedad de modelos e incorporando tecnología.
Hay modelos de hornos para cerámica eléctricos, que se caracterizan por tener carga frontal, un gabinete de chapa o acero inoxidable, revestidos en su interior con ladrillo de baja conductividad térmica.
Se logran temperaturas uniformes por sus resistencias de alta calidad, y controles de temperatura, los gases tienen salida por su parte superior, estos hornos son livianos para ser trasladados con facilidad, y logran temperaturas de 1300°C.

Modelos y tamaños

Algunos modelos cuentan con dimensiones interiores de 40 cm de ancho, 55 cm de altura, 45 cm de profundidad, y las medidas exteriores son alrededor de 65 cm de ancho, 88 cm de altura, y 80 cm de profundidad.
Este tipo de horno para cerámica podría tener una capacidad de 103 litros, una potencia de 9 KW.
Dentro de este modelo hay hornos para cerámica de mayores dimensiones.
Además de los hornos revestidos en su interior con ladrillos, están aquellos que tienen fibra cerámica de alta densidad, son totalmente automáticos programables con hasta 30 programas, para cerámica, esmaltado, y vidrio.
Hay otros modelos que tienen carga superior, con tapa liviana, son de bajo consumo, cuentan con ruedas para facilitar el traslado, y se presentan en varios tamaños.
Entre otros modelos están los hornos para cerámica modulares de carga superior que se pueden ampliar por módulos, con gabinete de acero inoxidable y bajo consumo.
Además de los hornos eléctricos están los hornos para cerámica a gas, los diferentes modelos cuentan con fibra cerámica o ladrillos en su interior, según necesidad de aislación, poseen quemadores múltiples, control de temperatura, cámara de aire, y se usan para esmaltes de alta o baja temperatura.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba