lavarropas semiautomáticos

Los lavarropas semiautomáticos son aquellos que necesitan de la supervisión de la persona que los maneja para que vaya controlando las operaciones que realiza el mismo.
Como para ejemplificar el mecanismo de un lavarropas semiautomático, primero hay que llenar el tambor con agua en forma manual, para luego agregarle el jabón y programar manualmente el timer en el ciclo de lavado.
Una vez realizado éste, se programa para el enjuague colocándole el suavizante de la ropa, y completar el ciclo con otro enjuague.
Los lavarropas semiautomáticos deben tener una bomba de agua para el desagote, y un filtro en donde se acumulen lo objetos que se pueden desprender de la ropa.
Los lavarropas semiautomáticos nuevos pueden tener las siguientes características.
Una capacidad para 5 kg de ropa, una perilla con control de lavado, enjuague y desagote, puede tener una bomba de agua con desagote automático.
Un tambor de acero inoxidable, para lavado tipo europeo es decir por giro de tambor de izquierda a derecha y viceversa, medidas aproximadas como 85 cm de altura, 50 cm de ancho, 40 cm de profundidad.
Un peso aproximado de 16 kg, los lavarropas semiautomáticos se identifican por modelo según características.
La mayoría de los modelos de estas maquinas tienen carga superior, algunos tienen forma redonda y otros forma cuadrada.

¿Cómo funcionan?

Los lavarropas semiautomáticos más económicos cuentan con tambor de plástico con sistema de lavado americano que consta de una pieza central o agitador con paletas, que se sacude en forma de vaivén friccionando la ropa para retirarle la suciedad a la vez que mueve el agua.
Otra de las características que tienen los lavarropas semiautomáticos, es la cantidad de programas que varían de 5 a ocho, según el modelo.
El selector de programas que se acciona mediante una perilla indica el lavado de ropa sucia, muy sucia, colores delicados, colores resistentes, enjuague y desagote.
Los precios de estos lavarropas son muchos más económicos que el de los lavarropas automáticos, debido a que las funciones son distintas.
Los lavarropas automático las realizan sin necesidad de que se le esté prestando atención, pero si no se dispone de un presupuesto para un equipo automático, el lavarropas semiautomático es una buena opción.
Hay que tener en cuenta que los lavarropas semiautomáticos no tienen centrifugado.
Los lavarropas semiautomáticos nuevos han avanzado en fabricación, tienen una fácil apertura y cierre de tambor, dosificadores automáticos de jabón y suavizante, y motor termo protegido.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba