máquinas para tampografía


La tampografia es una técnica que se aplica en materiales como el metal, el plástico, madera, cerámica, corcho, vidrio y otros, se usa en la industria de la cosmetología, en telecomunicaciones, en la industria automotriz, etc. la tampografia actúa por transferencia de tinta húmeda, y se usa para la decoración de una gran variedad de elementos.
Este sistema comienza imprimiendo por medio de una superficie, que tiene una imagen, ese es el modelo, llamado clisé, éste se cubre con tinta y se transfiere a otra superficie para imprimirla, esto se hace mediante tampones, elementos que forman parte de las máquinas para tampografía y son los que transfieren la imagen del clisé a donde se debe hacer la impresión.
Los tampones tienen distintas calidades de dureza porque de ellos depende el tipo de impresión.
Éstos están fabricados en silicona y son los que transmiten la tinta es decir el grabado, reproducido mediante el clisé. Los tampos tienen diferentes formatos, entre ellos están los redondos, cuadrados, rectangulares y otros, dependiendo de la figura a estampar.
Mediante la electrónica y la neumática se ha logrado un gran avance en las técnica de impresión, por este motivo las máquinas para tampografía pueden imprimir, hasta seis colores al mismo tiempo y teniendo una mayor producción.



Tips para usarla correctamente

Para manejar las máquinas para tampografía, es necesario que la persona que las opere tenga los conocimientos adecuados sobre el mecanismo de la misma, para realizar el trabajo, esto se debe a que hay muchos factores que influyen para que el resultado sea óptimo.
Hay que tener en cuenta las condiciones climáticas, la humedad, la temperatura, como se prepara la superficie a imprimir, el tipo de tintas, y el tampón adecuado para el tipo de material a trabajar.
Entre las máquinas para tampografía están las manuales, las automáticas y semi automáticas. Algunas hacen 600 impresiones por hora y otras hasta 1500 impresiones por hora.
Por ejemplo un equipo de impresión manual de dos colores con la posibilidad de actuación a semi automática y automática. Algunas máquinas para tampografía cuentan con tintero hermético o adaptación de tintero partido para DAP de dos colores.
Entre las maquinas automáticas están las que tienen control automático programable, tintero abierto expansible, cabezales múltiples, porta tampos, DAP de cuatro colores, control de cinta rotativa, ciclo de barrido automático y mezcla de tinta por PLC, ciclos de limpieza de tampos que evita la suciedad y los errores de impresión.
Existe una gran variedad de máquinas para tampografía, las características mencionadas equivales a las automáticas y semi automáticas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba