cabeceros de madera

El estilo clásico es el que caracteriza a los cabeceros de madera, existen modelos muy variados que generalmente combinan con todos los estilos decorativos.
La madera, por su calidez y tradicional estilo representa una de las mejores soluciones para las personas que gustan de la elegancia y la sencillez, por esto los cabeceros de madera otorgan a un lugar tan íntimo y personal, como es un dormitorio un toque de excelencia y de buen gusto.
Los cabeceros de madera, constan de una estructura perimetral en donde pueden ir montados cualquier estilo de barrotes, desde los rectos hasta los torneados con curvas diversas.
Los cabeceros con barrotes rectos, pueden estar diseñados en diferentes posiciones, en horizontal en vertical, en cruz, o en diagonales.
Otros detalles de importancia para lograr estilos originales y decorativos, es la combinación en la colocación de los listones, que pueden formar figuras que son del agrado de los clientes.

Modelos y diseños

Hay cabeceros de madera compuestos por tablas lisas que cuentan con una vistosa moldura que sostiene el centro del cabezal.
Los cabeceros de madera se lustran con diferentes tintes de color y con acabados brillantes, mate, o semi mate, la alternativa de pintarlos es una muy buena idea para crear decoraciones de estilo moderno, como también los laqueados.

cabeceros de madera
Los cabeceros de madera son los más buscados

Las pátinas se combinan con estilos antiguos, como por ejemplo las pátinas en verde viejo, en beige y dorado, en azul celeste, en rosa viejo, y en la variedad de tonos que ofrece el mercado.
Los cabeceros de madera se fabrican en diferentes tamaños, tanto para camas de una plaza como para las de dos plazas y más grandes.
En los estilos modernos, se realizan muebles modulares que cumple la función de cabeceros de madera, en ellos se colocan todo tipo de elementos que se encuentran al alcance de la mano sin levantarse de la cama, estos modelos de cabeceros tienen una practicidad única.
Hay diseños, que combinan otros materiales y que son muy originales, por ejemplo, cabeceros de madera, con una aplicación de tapicería en capitoné con forma oval, como para apoyar la cabeza mientras se lee o se mira televisión.
El estilo francés, más precisamente el Luis XVI, consta de un cabecero de madera que está compuesto por una estructura perimetral moldeada en curvas con columnas laterales, y cuenta con una esterilla en el centro, este cabecero está dotado de elegancia y distinción, se presenta en tonos de madera lustrada o de madera patinada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba