cabeceros tapizados

Con los cabeceros tapizados se tiene la opción de elegir tantos modelos y diseños con medidas estándares y especiales. Estos cabeceros, dependiendo del tamaño de la cama pueden estar amurados a la misma o estar fijos en la pared.
Los cabeceros tapizados lucen muy estéticos, y proporcionan un buen aislamiento entre la cama y la pared, son muy prácticos y cómodos para apoyarse, ya que el contenido interior este relleno de guata de poliéster y goma espuma, que los hace por demás, mullidos.
Dentro de la variedad de tapices, los cabeceros, cuentan con todo tipo de telas, pieles y cueros, para que se adapten a la decoración integral del ambiente.
Teniendo en cuenta que los cabezales de las camas tienen una importancia mayor en el estilo y en el realce de la decoración, el mercado ofrece una variedad extensa de gustos lisos, estampados, blancos, negros, con diversas combinaciones, que tantas variables logran cubrir todas las necesidades y exigencias.

Diseños a tu gusto

Con los cabeceros tapizados se pueden obtener una gran variedad de estilos, modernos, antiguos, estilo francés, minimalistas, y diseños de creatividad personal. En habitaciones infantiles los cabeceros tapizados son la mejor opción para que la cabecita de los niños, no sufra impactos.

cabeceros tapizados
Los cabeceros tapizados tienen diferentes colores

Hay telas con diseños apropiados, alegres y decorativos, que dan un toque especial a la habitación de los más pequeños, otra de las ventajas que tienen los cabeceros tapizados en cuartos infantiles es que aíslan al menor del frio de las paredes, hay diseños de camas que permiten que los cabeceros cubran no solo el cabezal sino también uno de los laterales.
Los cabeceros tapizados en cuero, otorgan un toque de clase y elegancia, combinados con estructura de madera, estos cabezales se presentan en cueros de color negros, verde, azul, chocolate, beige y otros tonos más. Hay otros cabeceros tapizados en piel sintética ecológica con diseños muy atractivos.
Entre los modelos de tapizados no puede faltar el estilo rustico, ya que este combina con varios tipos de muebles, y con diversos diseños de cubre camas.
Las telas rusticas, se presentan en marrón, beige, en rayados de colores, en tramados, etc., y quedan muy bien combinados con madera de algarrobo.
Los formatos de los cabeceros tapizados pueden variar, están los clásicos rectos, y otros formando diversos tipos de curvas, que dibujan líneas armónicas. Para un estilo moderno o minimalista, hay cabeceros tapizados en blanco y negro que combinados, otorgan sencillez al ambiente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba