diseño de mostradores


Cuando alguien dice la palabra “mostrador”, seguramente se nos viene a la cabeza un largo mueble de madera, sin mucha decoración ni nada que decir.
Pero la verdad es que en los últimos años, los diseños de mostradores han ido evolucionando para poder cumplir con los requisitos decorativos que en la actualidad se pretenden.

diseño de mostradores
Existen muchas variedades de diseño de mostradores

El mercado solía ofrecer mostradores básicos, con modelos simples que solo permitían apoyar los artículos, y en algunos casos exhibirlos. Hoy los diseños de mostradores han trascendido muchas barreras impuestas.
Por ejemplo, están los mostradores que hacen un cuadrado, dejando un lugar libre en el centro, son bajos, lo que permite más de un empleado atendiendo a la vez. Estos mostradores son vidriados, y al mismo tiempo en su superficie cuentan con una parte plana que sirve para manipular objeto o apoyarlos.
Del lado del público, podemos observar los productos expuestos, ya que las vitrinas son acristaladas, mientras que del lado del empleado, los mostradores contienen cajoneras y mini armarios para guardar diferentes artículos, que pueden o no ser el producto a comercializar.



Los nuevos modelos

Dentro de lo nuevo en los diseños de mostradores, encontramos aquellos que poseen luz, es decir, dentro de la vitrina, cuentan con un circuito de luces para que el producto pueda ser exhibido a toda hora.
Los nuevos mostradores son muy funcionales, sus configuraciones básicas son: ser mostrador con caja y servicio al cliente; esta es la mejor opción si lo que se trata es mantener la unidad en el negocio.
Los mostradores, sin importar cual sea el modelo, son elementos esenciales en cualquier tienda, y si de recibidores se trata, debemos colocarlo a la entrada del lugar, para que apenas la gente entre, pueda encontrarse con él.
Existen tres diseños de mostradores populares, el que posee vitrina, el que incluye expositor y el denominado “central”. El primero incluye una vitrina para exponer solo algunos productos (no todos) y por lo general, éstos deben ser pequeños.
Los segundos son los más usados para exponer artículos enfocados en el merchandising, con esto queremos decir, que los productos que ponemos allí son los que la mayoría de la gente compra impulsivamente.
Esto lo podemos apreciar muy bien en las cajas de los supermercados, cuando allí esperamos para ser atendidos, tenemos pequeños mostradores con chocolates, chicles, pastillas y productos similares. Por último tenemos los centrales, éstos son muy grandes y suelen ser de forma circular. Tienen la función de recibir al futuro cliente y, en caso de venta, cobrarles allí mismo.

adsense bottom

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba