ideas para restaurar muebles antiguos


Para los muebles viejos o deslucidos la restauración ofrece una amplia gama de posibilidades y además ayuda a desarrollar ciertas habilidades para trabajar con la madera. Los muebles antiguos son por demás únicos y fueron hechos para durar muchísimos años, se deterioran solamente cuando no se los mantiene por eso al restaurarlos quedan como nuevos. Ahora veremos algunas ideas para restaurar muebles antiguos. Con el tiempo la madera puede cambiar de color, el mueble puede estar rayado, e inclusive se puede haber agrietado. Para restaurar muebles antiguos tenemos dos alternativas, le dejamos la tarea a un restaurador que generalmente cobran un precio elevado o lo hacemos por nosotros mismos. Para restaurar un mueble antiguo, se necesitan unas pocas herramientas y algunos productos fáciles de conseguir, se necesita un pincel o brocha, lija, lana de acero, un producto tapa poros, una muñeca hecha con tela de algodón, disolvente, tinte, barniz, y un recipiente. Para restaurar muebles antiguos primero hay que preparar la superficie, para poder teñirla de forma uniforme por esta razón se comienza con el lijado.



Si estaba pintado, el esfuerzo es mayor, la pintura se puede sacar con removedor o con un trozo de vidrio, teniendo cuidado de no cortarse, en este caso una espátula podría lastimar la madera. Después de terminar el lijado se debe retirar todo resto de polvillo, una idea para restaurar muebles antiguos en el caso que haya quedado socavada la superficie, ésta se puede rellenar con enduido o masilla para madera, dejar secar y lijar nuevamente. Otra idea para restaurar muebles antiguos, es pasarle tiner o lustre, o también pintarlos con las técnicas de veteado, o pintura envejecida. En el caso de teñirlo hay que seguir la veta de la madera, se puede hacer con pincel y luego emparejar el tinte con la muñeca de algodón para retirar el excedente de tinte. Una de las ideas para restaurar muebles antiguos es tener en cuenta que el tinte se va oscureciendo con cada mano, una vez obtenido el color deseado se debe dejar secar por el término de 48 horas sin exponerlo al sol. Para una mejor terminación, es necesario volver a lijar la superficie con lana de acero, muy suave y en sentido de la veta, retirar el polvo, y pasarle el tapaporo, para impermeabilizarlo. Acá te damos una idea para hacerlo, se mezcla el producto con el disolvente en partes iguales y se aplica. Una vez seco, se le pasa una o dos manos de barniz y queda listo.

adsense bottom

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba